Últimos temas
» Achlys
por Omega Dom 23 Oct - 19:46

» #1 Debate: Creación de Personaje
por Zeta Mar 23 Ago - 16:25

» Naruto Storm [Afiliación Élite]
por Invitado Mar 15 Mar - 15:09

» 00 - Immolation: Historia de un rol de 5 años
por SWar Miér 9 Jul - 17:00

» Mini trama: Cazadores
por Vincent Nightmare Mar 8 Jul - 15:28

» Primer Evento: Bye Bye Pandemonium!
por Zeta Lun 9 Jun - 10:59

» Reglas Generales
por Invitado Jue 5 Jun - 23:34

» Clases de personaje
por Sigma Jue 5 Jun - 18:19

» Registro de Físicos
por Schmerz Jue 5 Jun - 13:02

» #1 Guia: Creación de Personaje
por Omega Miér 4 Jun - 15:54




La fiesta de fin de año se está llevando a cabo; ven a disfrutar de esta fiesta sin límites, sorpresas les esperan en esta candente noche..




WebMaster

Fichas, habilidades, hogares.

Mp Perfil

Administradora

Registros, empleos, tablillas.

Mp Perfil

Diseño Gráfico

Imágenes, Firmas, avatares.

Mp Perfil





Schmerz, el dolor enmascarado

 :: Usuarios :: Expedientes :: F.ear

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Schmerz, el dolor enmascarado

Mensaje por Schmerz el Vie 16 Mayo - 20:09





"Schmerz

Pasa el mouse por la imagen

Nombre Fear.Less

•Desconocido


Nombre

•Schmerz


Fecha de Nacimiento

•1 de Julio


Edad

•9 años


Sexo

•Masculino


Orientación Sexual

•Pansexual


Odinofobia
Miedo a sentir o padecer dolor.
La Odinofobia es el miedo o temor intenso y patológico a sentir o padecer dolor.
Esta fobia se denomina también Algofobia.
El término, Odinofobia, que designa a este tipo de fobia, viene del griego “odyn” que significa dolor, y de la palabra griega “phobos” que significa temor o miedo.


Manifestaciones

*El dolor es parte de mi ser ¡Es parte de mi vida!
Schmerz tiene una afinidad sobrenatural hacia el dolor, por lo que cada vez que recibe daño, su cuerpo toma este dolor y lo canaliza como una suerte de droga intravenosa que recorre su cuerpo por completo. Cada daño sobre su cuerpo, va generando más y más poder tanto en sus capacidades físicas, mentales e inclusive en sus otras manifestaciones.
Esta habilidad le permite moverse incluso si sus heridas lo tienen al borde de la muerte.

*No te veo sufriendo ¡Siente mi dolor!
Porque al ser el avatar del dolor no es posible que el mundo no entienda su sagrada labor de repartir esta hermosa sensación, que ha desarrollado esta habilidad.
Marca a un objetivo en específico, haciendo que todo el daño que reciba el objetivo o Schmerz en su propio cuerpo, sea compartido por el otro, pudiendo activar o desactivar esta habilidad cuando lo desee, con la sola condición de que solo se puede marcar a un objetivo a la vez.
Para activar esta habilidad, es necesario que el objetivo reciba un contacto de parte de Schmerz, ya sea un toque, un golpe o un disparo.

*¡No hay herida que no duela!
Esta habilidad se traduce en revivir el dolor de las heridas una y otra vez, sin importar si esta ha sido inflingida por el o no. Para esto solo basta que la persona esté en el rango de mira de la habilidad de Schmerz, el cual es un tramo de 5 metros a su alrededor. Si el posa la vista sobre tí, puede revivir el dolor de cualquier herida que el objetivo haya recibido dentro de las últimas 24 horas.


Descripción Física


Schmerz generalmente anda siempre en su forma fear, ya que no teme andar en esta forma a la vista de todos. su forma natural es simplemente la de un tipo alto y muy delgado, aunque su anchura de hombros tiene un considerable tamaño, el cual lo hace ver un poco deforme en la parte superior de su cuerpo. Lo poco y nada de piel que se puede ver se encuentra en el cuello de este peculiar personaje, y esto debido a que toda otra parte del cuerpo que en algún momento se pueda llegar a ver, está cubierta en su totalidad por grotescas cicatrices. Sus brazos y piernas son extremadamente largos a proporción del cuerpo, las manos son largas
y finas, siempre cubiertas con guantes blancos, mientras que en sus pies siempre anda con mocacines de un color café oscuro, con una suela tan suave que puede sentir cada bulto en el suelo cuando camina.

Con respecto a la ropa que viste, simplemente le encanta. Nació con ellas puestas, aunque es capaz de quitarselas y rasgarlas en combate, estas siempre acaban reapareciendo o regenerándose despues de un tiempo. La razón de que estas ropas sean de ese estilo, esta completamente unido a uno de los malos recuerdos de su fear.less, por lo que tomó esa forma como la más cómoda. Aparte del hecho de que lo ajustado de estas no le molesta a la hora de moverse de grotescas formas como tiene la costumbre de hacerlo.

Siempre se le encontrará con sus pantalones rayados a la cintura, los cuales a la altura del muslo, llevan un par de fundas de revolver de cuero, adaptadas para sus dos armas de fuego.
El frac de color rojo con las pestañas del cuello púrpuras con detalles en negro, botones de oro en la parte del tronco y la cola trasera abierta llegando hasta las pantorrillas. Bajo esta chaqueta viste una camisa blanca con pequeños botones anacarados y un pequeño corbatín, como si de un señor corales de circo se tratase. El rostro siempre cubierto con su máscara completamente blanca, con una sonrisa en negro, y los agujeros de los ojos como lunas crecientes de lado, casi sin dejar que los ojos amarillos de Schmerz puedan ser notados sin acercarse bien a él, bajo esta máscara se puede encontrar una F carvada entre las muchas cicatrices de su rostro. El último detalle de tan peculiar personaje lo hace el
sombrero de copa (como si de un mago se tratase) que le cubre los cabellos rubio palidos que posee.

Su forma No.rmal es una deformación de la forma de su fear.less, ya que el color de los ojos de Schmerz en esta forma es amarilla, talvéz en rememoranza de a su forma f.ear. La piel es igual de pálida, los ojos son grandes y los labios pálidos al punto de casi fundirse con su piel, tiene un tono anémico en sus pómulos. El ojo derecho está cubierto por una venda que le
rodea la cabeza. El uso de esta venda es netamente estético, debido a que en ese ojo no posee ni pupila ni iris, sino que la F escarbada a lo largo de la blanca materia de su globo ocular, la cual sin importar como mueva ese globo, siempre se mantiene fija hacia adelante.

Las ropas en esta forma son lo más normales, e inclusive dan una sensación de que fuese un pequeño muchachito abandonado. Los pantalones de un material grueso y un color casi ocre, los zapatos grandes y gruesos, la camisa blanca abierta a casi mitad del pecho y unos tirantes que hacen la funcion de suspensores de su pantalón holgado.

•Forma Humana
Link

•Forma Fear
Link


Personalidad

El dolor personificado podría tomarse como un personaje maniático y sediento de sangre a quien no le importa nada y anda en busca de ese placer que atrae el sentir esa afinidad fatal por sentir cada vez dolores más extraños. Pero al mismo tiempo es una persona que analiza las cosas con una cabeza fría, sin perder en ningún momento el control sobre sus pensamientos y acciones. Es por eso que en la relación entre Ärger y Schmerz, es él quién lleva el trabajo de ser el seguro y gatillo de la relación.

Aunque cuando el se libera de las ataduras, puede ser incluso tanto o más caótico que la locura misma, al no tener inhibiciones a la hora de matar, no dudaría en ningún momento en hacer daño a alguien. o de recibir el daño de alguien. Trata de mantener a Ärger a raya siempre que puede, pero cuando está a solas, deja escapar todas esas ganas de infringir dolor, para que la pequeña no pierda el control y su fachada se vea mancillada. Cuando se encuentra en medio de algún enfrentamiento, tiene la tendencia a reir desquiciadamente, debido a la alegría que le genera sentir el dolor en el cuerpo propio y en el ajeno. Es muy
confianzudo en cuanto a su fuerza, pero nunca subestima a un oponente, siempre irá a por el mayor daño que pueda hacer de una buena vez, siempre tratará de asegurar a su objetivo antes de ponerse a jugar con él.

No posee ningun sentido del remordimiento, solamente al igual que los animales, el sentido de supervivencia, por lo que siempre está poniendo su cuerpo al límite para probar los peligros que la vida le pone de frente. Es burlesco en cuanto al sufrimiento ajeno. Siempre que vea a alguien adolorido, va a tratar por cualquier medio posible de hacer burla de aquella persona, de hacer una sátira del dolor que está sintiendo, ya sea de una forma sutil o de la forma más macabra que pueda encontrar.

Es Pansexual puesto puede sentir esa atracción hacia cualquier ente capaz de sentir dolor. Tiene esa necesidad incipente de generar dolor en todo lo que se mueva a su alrededor. Hay un solo ente que por el momento se salva de estas acciones, y ella es Ärger, la única por la que podría llegar a sentir alguna clase de atracción sexual directa. Pero aún así no le interesa en lo absoluto aquel acto carnal.

Por el contrario su comportamiento cuando está en su forma normal es más bien humilde, como desentendiendose de su forma original, siendo un muchacho tímido, generalmente invierte un poco los papeles porque siempre acaba sacando esta forma cuando se encuentra con Ärger en su
forma f.ear.

Historia

NACIMIENTO

- ¡Cálla de una maldita vez, hemos hecho este viaje desde hace años y nunca ha pasado nada! -

El auto como siempre trastabillaba sobre la mojada carretera, los niños iban en los asientos traseros jugando como siempre que sus padres peleaban. Heinz era el mayor, por lo que siempre se encargaba de tararear alguna cancioncilla alegre o de hacer algún juego de palabras con su pequeña hermana. La diferencia de edades no era mucha entre ellos, pero pese a su corta edad, había aprendido esa responsabilidad que es ser el hermano mayor.

Esa frase quedó para siempre grabada sobre en su cabeza, luego de eso, solo un chirrido sobre el asfalto y unos instantes después yacía sentado sobre el asfalto mientras los paramedicos lo subrían con mantas y le hacían preguntas que no entendía en ese momento. Buscaba con la mirada a su hermana, a su madre e inclusive a su padre. Pero nada de aquello saltaba a la vista, estaba solo y lo único que veía frente a sí era el montón de chatarra que alguna vez fue el auto de su familia, un tipo siendo metido dentro de una patrulla, y la sangre por todos lados. Observó como los tipos de azul llevaban a su madre en una camilla y como a su padre le tomaban declaración los tipos de azul más oscuro y a él unos tipos de azul trataban de hablarle, pero sus palabras se oían lejanas. Sentía que algo le faltaba, pero no sabía que era.

Miró por todas partes y no encontraba a su hermana, hasta que por fin vió un retazo de su vestido junto a la chatarra que era el auto en que viajaban, trató de asimilar lo que había pasado, pero su cabeza no cuadraba en nada de lo que pasaba, trataba de observar mejor la situación, pero su visión estaba limitada sin saber porqué. Sentía como se movía hacia atrás sin poder dominarsus movimientos, trató de mover las piernas pero algo las amarraba y no le permitían escapar, quería ver a su hermana, saber que estaba bien. Estiró las manos para tratar de agarrar esa imagen que tenía enfrente y solo alcanzó a dar con el aire y las pequeñas gotitas que caían sobre su cuerpo, comenzó a sentir un leve cosquilleo en su cuerpo.

Sintió como se pasaba ese efecto adormedecedor que le recorría el cuerpo y empezó a sentir un escozor, empezó a sentir como que las piernas no le ardían y no le gustó lo que sintió.

El rostro le ardía, la mirada se le estaba empezando a cubrir de un rojo escarlata, su cuerpo ya no respondía, trató de mover las manos nuevamente para escapar de esa sensación que le recorría, no quería tenerla, quería estar nuevamente ignorandolos a todos, sentado ahí perdido en el caos de la situación, quería a su madre, a su pequeña hermanita para volver a cantar alguna vez, pero nada de eso llegó a él.

Trató de estirar las manos para escapar del dolor que lo estaba empezando a comer por dentro y por fin entendió la situación. Por fín un ápice de luz cayó sobre él. El agua ya no le caía en la cara, porque una luz amarillenta estaba ahora donde segundos atrás estaba el cielo. El rojo escarlata se hizo más opaco y por fin se dió cuenta de algo, no veía la mitad de su cuerpo, se asustó mientras seguía siendo presa de un dolor que cada vez se hacía más inaguantable. Buscó con la mirada la otra parte de su cuerpo y ahí encontró sus dos piernas amarradas a la cama, encontró su brazo izquierdo amarrado también, pero cuando trató de mover el derecho, no pudo hacerlo. Para cuando giró el rostro para ver que pasaba, un grito ahogado escapó mientras una punzada de dolor le pegaba de golpe en la cabeza. Donde alguna vez hubo un brazo, ahora simplemente había un trozo de carne que estaba cubierta con una manta rojiza que goteaba sangre cada 3 o 4 segundos.

Sintió el dolor en el cuerpo, en la mente por el shock de verse así, y más que nada en el alma al asimilar el trozo de vestidito que había visto destrozado en el suelo. Quizo llorar, pero su cuerpo no se lo permitía, el dolor le dominó por completo que incluso el respirar le
dolía, ya no quería vivir. Quería que toda esa pesadilla se acabase, y así fue. Dentro de su cabeza una serie de paredes se levantaron cubriendo las malas visiones, y tapando las sensaciones de dolor que le agobiaban, mientras una voces seguían gritando.

- ¡Preparen otra epidural! -

Dentro de su cabeza había una sombra sin forma que embestía una y otra vez las paredes que se habían levantado, sin poder ganar resultado. Hasta que unos grilletes le emepezaron a cubrir por completo, relegandole al rincón más profundo, tapiado con más y más paredes, la sombra liberó un par de ojos amarillentos y una sonrisa enorme y se quedó ahí esperando su momento de actuar.
Por esta noche ya había hecho suficiente.

Y así se quedó relegado al olvido, cada noche luego del accidente por algunos momentos las cadenas se aflojaban y nuevamente ese ente sin forma pasaba a ocupar gran parte de la cabeza del pequeño, se azotaba contra las paredes y dejaba todo manchado a su paso. Cada noche el pequeño muchacho sufría de dolor y ese ente sin forma se hacía más grande y más poderoso. Y así fue pasando el tiempo, las huellas del accidente se hacían más lejanas para el pequeño, se tuvo que acostumbrar a vivir así. Sus padres se enfrascaban en disputas por nada todas las noches y el padre del pequeñin no se conformaba solo con pelear con la madre, sino que muchas veces entraba a la habitación del pequeño, daba rienda suelta a su enojo con el pequeño lisiado.

Abriendo la puerta a ese ente incorpóreo que se encontraba dentro de la cabeza del pequeñin. A cada día que pasaba, a cada golpe que el pequeño recibía, se volvía más temeroso al dolor y esa mancha roja en su cabeza se volvía más fuerte y exitado con esa sensación.

LIBERACIÓN

Fue una noche extraña, se sentía aletargado. Ya había pasado casi un mes sin saber de aquél personaje que lo despertaba por las noches de aquella prisión carmesí. Miró las cadenas que le contenían, estaban fuertemente amarradas, no tenía forma de escapar de aquélla prisión. A veces trataba de escapar, azotándose contra las paredes, más estas parecía como si fuesen de goma. No importaba cuánto tratase de salir, aunque fuese por un momento, es como si por fin hubiesen encontrado la forma de verlo de frente. Solo podía suspirar y tratar rememorar el sabor de la libertad, mirándo a través de la ventana que estaba al fondo de la habitación. Pero solo veía como aquél ente que estaba afuera, hacía todo lo contrario por evadir la hermosa sensación del dolor.

Movía la mano con cuidado para no golpearse, lo llevaban con suma ternura cuando tenía que ir de un lugar a otro, e incluso habían cubierto gran parte de la habitación para que no pudiera dañarse "accidentalmente". Cada vez sentía como su esencia se iba haciendo pequeña.

Hasta esa fatídica noche. Cuando ya estaba en el filo de la vida, cuando su existencia ya había sido relegada al fondo de la habitación, ya ni siquiera podía observar la luz del ventanal, ya ni siquiera eran necesarias las cadenas para contenerlo. Ya sentía como su llama de vida se apagaba, esa voz lúgubre y portentosa resonó por todas partes. El azote le despertó de frente, y el pulso en las paredes de su prisión le fue entregando la vida poco a poco. "¡Porqué no te mueres!"

Y sintió como sus cuerpo se hacía mas grande y menudo. Sintió que esa pequeña chispa de vida rozaba con su llama y se hacía gigante. Se estremeció mientras observaba como su forma se volvía más estilizada, como por fin y al igual que las cosas que veía afuera, tenía pies y manos, e inclusive un rostro.
Esa voz le trajo todo de vuelta, e inclusive un poco más. Corrió hacia el ventanal, azotó su carne contra las paredes rojizas para que la vista cambiara, pero solo encontraba un color rojizo en todo lo que veía. El palpitar se hacía más lento y sintió que por momentos su cuerpo iba a volver a desfallecer y volverse pequeño, débil... ¡Pero no! No había tiempo para titubear.
Corrió hasta que logró dar de lleno con el ventanal y lo azotó con toda la fuerza de su cuerpo y este cedió ante la fuerza renovada que poseía.
Sintió como una fuerza extraña a su alrededor le azotaba mientras se colaba por su cuerpo. Abrió la boca y sintió como esa fuerza extraña se metía en su cuerpo. Pasaron unos pequeños segundos en los que miró a su redentora, pero no pudo esbozar palabra alguna para responderle, no tenía como hablarle. No tenía
como agradecerle.

Esa fuerza extraña que se colaba por su rostro no le agradaba, no le gustaba sentirse así, le daba como una sensación de calma. Y calma era lo último que quería sentir. Estiró la mano, e irónicamente encontró en esta un trozo liso, con una leve curvatura y ranurillas, la observó por el segundo que le bastó
asimilar lo que era. Su cabeza aún daba vueltas asimilando todos los conocimientos y reordenándolos en su cabeza. Por ahora actuaba más por instinto que por razón.
Miró esa silueta que dubitativa se movía junto a él. Pero no escuchaba palabra alguna, pensó en avanzar hacia ella para preguntarle si había visto a su redentora, a esa voz suave pero gutural que le había dado las fuerzas para escapar de la prisión, pero en el momento en que giró el cuerpo para observarla bien, se dió cuenta que era una niña pequeña, que con una voz suave le llamaba simplemente "Papá".

------------

Desde ese momento, se dedica a recorrer el mundo con su "hija". Han recorrido infinidad de lugares y no han encontrado todavía el lugar al cual pertenecen realmente. Han aprendido a conocerse con aquella pequeña criaturilla, pese a la naturaleza de sus nacimientos y de lo que son, han aprendido a abrazar ese pequeño trozo de humanidad que los corona y han aprendido a vivir la vida así como lo que son, un par de amantes, hermanos, hijos, padres y cocechadores del caos.

Extras
*Porta dos identificaciones de nacionalidad alemana a nombre de Agnes y Hernz Achenbach, esto debido a que el padre de su fearless y su hermana están muertos. Se apoderó de ambos pasaportes e identificaciones.
*Posee dos Berettas customizadas con puñales las cuales llama "Agonía y Psicodelia"
*Habla inglés, francés, ruso, rumano y alemán debido al tiempo que han estado dando vueltas por Europa.
*La relación que posee con Ärger, es siempre cambiante por lo que según los estados de ánimo y la forma en la que estén los dos interactuando, podrán tratarse de diferentes maneras.
*Inscribió a Ärger a clases de esgrima alemana, mientras que el aprendió a pelear de forma autodidacta. Las armas de fuego que posee las mando a hacer especialmente para él, las pagó con el dinero que ganó en peleas del bajo mundo.
*Pese a ser un psicópata, nunca le han visto ni vinculado a ninguno de los asesinatos que ha cometido.
Code by Sapphire Virus



avatar
Schmerz

Mensajes : 7
£ : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: Schmerz, el dolor enmascarado

Mensaje por Sigma el Miér 28 Mayo - 13:53


- Si no has firmado las reglas, tienes un período de 24 horas para hacerlo.
- Recuerda poner el link de tu ficha en tu firma.
- Lee las Preguntas Frecuentes para no cometer errores dentro del juego.
- No te olvides de pasar por el registro de físicos y el registro de fobias
- Si lo deseas, revisa también el listado de empleos

Eres el reflejo más básico de la naturaleza humana, y aún así eres un ente innatural. Vives para causar el miedo más absoluto, pero aún así eres capaz de cuidar a quien te acompaña.

Eres la excepción a la regla, o talvez eres nunca las hubieron y eso vienes a demostrar. Lo único de lo que estoy seguro, es que te aferres a eso que te dió vida, porque hay muchos que te vienen a cazar, aunque en tu caso tienes una gran ayuda.

No estás solo.

Bienvenido a Glasgow, la ciudad que te enseñará el verdadero significado del dolor.


avatar
Sigma

Pertenece a :
Mensajes : 156
£ : 9

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: Usuarios :: Expedientes :: F.ear

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.