Últimos temas
» Achlys
por Omega Dom 23 Oct - 19:46

» #1 Debate: Creación de Personaje
por Zeta Mar 23 Ago - 16:25

» Naruto Storm [Afiliación Élite]
por Invitado Mar 15 Mar - 15:09

» 00 - Immolation: Historia de un rol de 5 años
por SWar Miér 9 Jul - 17:00

» Mini trama: Cazadores
por Vincent Nightmare Mar 8 Jul - 15:28

» Primer Evento: Bye Bye Pandemonium!
por Zeta Lun 9 Jun - 10:59

» Reglas Generales
por Invitado Jue 5 Jun - 23:34

» Clases de personaje
por Sigma Jue 5 Jun - 18:19

» Registro de Físicos
por Schmerz Jue 5 Jun - 13:02

» #1 Guia: Creación de Personaje
por Omega Miér 4 Jun - 15:54




La fiesta de fin de año se está llevando a cabo; ven a disfrutar de esta fiesta sin límites, sorpresas les esperan en esta candente noche..




WebMaster

Fichas, habilidades, hogares.

Mp Perfil

Administradora

Registros, empleos, tablillas.

Mp Perfil

Diseño Gráfico

Imágenes, Firmas, avatares.

Mp Perfil





Eyael Kamath ID.

 :: Usuarios :: Expedientes :: No.rmal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eyael Kamath ID.

Mensaje por Eyael Kamath el Dom 6 Abr - 18:27

Nombre: Eyael Kamath.

Edad: Veintitrés (23).

Oficio: Agente.
Estudios previos: Lic. en Criminología y Ciencias Forenses. Lic. en filosofía (incompleta).

Nacionalidad: Suizo. Raíz francesa por parte de su madre y holandesa por parte de su padre.

Sexo: Masculino.

Orientación Sexual: Heterosexual.

Fobia Latente: Isolofobia, el miedo a la soledad. No es que cometa un autoflagelo por el hecho de sentirse solo, pero al estarlo, siente una sensación tremenda de dependencia, inseguridad, soledad al punto de perder la cordura y sufrir algunos síntomas como taquicardia, por ejemplo. Es muy inestable, llevándolo a hacer cosas precipitadas, sea el costo que sea y muchas veces metiéndose en problemas o situaciones algo complicadas.

Destrezas:

1. Para la lucha cuerpo a cuerpo este albino es un joven excepcional. Eyael eligió el Kung fu shaolin como medio de defensa personal, el arte shaolin le enseñó algo muy valorable y necesario, el autocontrol. De manera indirecta le ayuda a controlar su temor. Las fobias no se curan, pero sí puede aprender uno a lidiar con ellas, esta es una manera. Él domina un estilo del Kung Fu llamado estilo del tigre blanco. Es importante saber que él no usa armas a la hora de pelear y es bastante improbable que las utilice, solo en casos necesarios.

2. Como habilidad mental se considera un punto muy fuerte de este muchacho la capacidad de pensamiento profundo. Este joven siempre se hunde en reflexiones que le llevan a dar conclusiones muy acertadas como también alocadas e impredecibles. Sí, no estamos hablando solo de “conciencia” y pensamiento, más bien de la capacidad de concentración que tiene, que aún en sus momentos de nerviosismo mantiene cierto sosiego a pesar de que su mente le juegue las peores pasadas. En pocos términos, su quietud mental está en resistencia continua con su fobia y con todos los males que lo último trae.

Descripción Psicológica:

Hablemos de su presente. Forjado por los nobles valores orientales, Eyael es un muchacho de corazón sincero, honesto y dadivoso. Decir que no tiene ni una pizca de maldad o salvajez sería mentir, pero decir que es alguien bondadoso no es exagerar. No pretende tener una calma interior, a pesar de que lo necesite, pues siempre tiene que controlar de alguna manera su gran temor, y que a la vez, podríamos decir que es un trauma. Alguien caritativo, no le negaría ayuda a nadie, incluso siendo su enemigo estiraría su brazo de todas maneras. Suele preocuparse más por las personas que por él mismo, al punto de muchas veces cometer fallas por estar al pendiente de otros y no de sí mismo. No cree en el honor, a pesar de esto es alguien bastante agradecido, siempre demostrando cierta humildad, y por “cierta”, me re fiero a que muchas veces, en broma, suele decir cosas que lo hagan ver como un ególatra. Será muy humilde, pero no significa que por eso sea alguien sumiso, al contrario, como se dijo antes, es honesto y se hace cargo cuando abre la boca, así sea para decir cualquier tontería.

Pero podemos verlo desde otra perspectiva, desde el lado de un joven que a pesar de tener veintitrés años, sigue pareciéndose uno de quince. No es que sea un inmaduro, al contrario, pero Eyael es un joven muy animado y efusivo, al punto de tomarse las cosas a la ligera. No le molesta incluso hacer el tonto si tiene que sacarle una sonrisa a alguien, para él eso es lo más importante. Tiene una filosofía algo rara de la vida, y a veces llega a conclusiones de la misma que ni él se espera, teniendo reflexiones bastantes profundas, como también disparatadas.
Tiene un espíritu algo aventurero, pareciendo que no se cansa nunca, odia lo rutinario a pesar de no ser muy creativo, pero su fuerte en esto es el ingenio, tanto serio como para las tonterías.

Si describimos su destreza mental basta con ver cómo es su personalidad. No parece un chico por demás de inteligente, y lo cierto que no lo es, pero sí tiende a pensar muchas veces en contrapunto y al corriente de la situación. Su imaginación a veces le juega a favor, comprendiendo de certera manera las cosas por medio de imágenes visuales o cualquiera sea el método. Tiene una buena memoria y al ser alguien que le gusta leer es bastante conocedor, pero no tan sabio. En parte de lo que se dijo anterior, es alguien de reflexión y concentración profunda. En conclusión, no es un superdotado, pero tiene sus herramientas y las sabe usar, por más ridículas y desprestigiadas que sean.

Hacer amigos para él es fácil, o al menos considerarlos. Sería muy difícil negar su amistad o compañerismo. Él suele dedicar gran parte de su tiempo a sus amistades e incluso podría sacrificarse por uno de ellos.

Es momento de describir lo que ocurre en su mente, lo que piensa y siente cuando está en la fría soledad. Suele ponerse algo tenso, inofensivo, nervioso, sumamente perdido. Se comienza a ver a sí mismo con inseguridad, en el peor de los casos sufriendo alguna depresión. Muchas veces sus manos suelen transpirar y su respiración se torna más rápida que lo usual. Ha afirmado que cuando se da cuenta que realmente está solo le cuesta respirar, como si tuviese una especie de nudo en la garganta, o como si alguien le esté tomando del cuello. Muchos especialistas, a pesar de que él no crea en la psicología, afirman que la pérdida de su madre fue la causa de su fobia y de sus malestares emocionales. Quizá sea un chico muy bueno y alegre, pero hay ciertos momentos en los que la melancolía aparece para darle ese típico sabor amargo a su paladar y claro, también culparse por la muerte de su querida madre. ¿Cómo darse cuenta de todo esto? Bueno, él no llora o según él, dice que ya derramó las suficientes lágrimas, pero cuando se siente con aquellos pesares, suele estar callado y con una mirada perdida, mirando hacia la nada, a veces suspirando.

A pesar de aquello, este joven no hay que subestimarlo por una razón: Tiene un espíritu impresionante. Su mayor fortaleza es la determinación, y puedo asegurar que no cualquiera tiene tanta fuerza de voluntad como Eyael.

Y no nos olvidemos por último de su salvajismo, si él tiene una razón para luchar lo hará dependiendo si vale la pena o no. Si realmente vale la pena, no dudará en ir por todas, demostrando a su rival de qué está hecho, mostrando sus dotes e incluso poniéndose serio. No es bueno cuando él abandona su pacifismo, es decir, cuando realmente lo hacen enojar.

Descripción Física:

Eyael es el nombre de un ángel… ¿acaso el albino físicamente no se parece a uno? ¿Un mortal con apariencia de ángel?... quizá exalté su belleza a partir de su fragilidad, quizá no… dejaré que lo juzgues.
Tiene una cabellera corta y albina, algo alborotada y con una corta melena, sus patillas son largas y estiradas al punto que podrían rozar su mentón. A pesar de ser corta guarda cierta armonía de tinte angelical con la suavidad que le otorga al tacto. Suave como la seda sería una buena definición. Así como su cabellera blanca, el iris de sus ojos comparte el mismo tono, con una mirada expresiva y profunda. De tez crema, sin imperfección alguna, suave y lampiña.  Nariz pequeña y orejas de la misma proporción, ocultas por su cabello. Cejas fijas azabache y labios poco carnosos.
Su cuerpo expresa una fragilidad, sí, sin embargo, este muchacho tiene una figura atlética, si bien no musculosa pero sí bastante tonificada. Mide alrededor del metro setenta y nueve, pesando unos setenta y tres kilos. Suele tener una voz algo suave y calmada, que puede tornarse algo “caprichosa” dependiendo la manera en que se exprese.

Es alguien que suele vestir muy formal, con ropajes costosos y poco variados, generalmente con prendas color marrón o negras, aunque frecuenta también el blanco y el gris. Una remera, un saco, unos pantalones largos y unos zapatos, cuyo color depende del conjunto. No suele usar jeans ni ropajes pesados, más bien la gran mayoría de su ropa es de gabardina. Cuando viste de negro y vaga por la ciudad suele llevar alguna sudadera canguro con capucha. Muchas veces suele llevar consigo unos guantes de cuero negro.

Imágenes: Fuente: Zerochan.
Spoiler:
Spoiler:
Spoiler:
Spoiler:
Spoiler:
Spoiler:

Biografía:

If we can't break the silence.
How can we survive?
Seach inside youself.
Know that you're alive.

Nació en el seno de una familia multimillonaria pero a la vez algo rara. Mientras su padre era un exitoso inversionista de la bolsa en USA, su madre trabajaba en una cooperativa donde funcionaba como un comedor público para la gente carenciada. Eyael aprendió a escribir, leer y hablar de una manera algo diferente al resto de los infantes. Si bien a los tres años ya escribía y leía, por más raro que resulte, no sabía hablar. Incluso muchas veces a pesar de asimilar colores y formas geométricas, sus padres notaban cierta rareza en sus acciones y distinciones. Incluso a su edad pensó en algo: “¿Qué pasaría si lo que vemos se mantiene estable  y lo que no observamos esté en continuo cambio?”… toda su infancia tuvo un fuerte instinto de hacer las cosas absolutamente al revés de cómo se hacían originalmente.
Sus padres, sin tenerles mucha fe, pensaron que él realmente estaba loco o simplemente que tenía algún problema mental, de todas maneras, decidieron llevarlo a la educación como un chico normalmente.
Su estadía en la escuela fue muy poco satisfactoria, el chico con apenas diez años no había pasado el primer año de la primaria, había repetido de año ya tres veces, y la razón era por la misma, su tendencia a pensar las cosas de manera rara, sin encontrarle la solución a algo tan simple como una división, mientras que multiplicar y sumar lo hacía a la perfección.

La solución a todo esto fue sacarlo de la escuela común y llevarlo a otro lugar, un instituto que se dedicaba a enseñarles a los jóvenes aun cuando tenían problemas en el aprendizaje y en el razonamiento. Encontraron el foco del problema un año después, su profesor entonces concluyó que él no sabía pensar de manera lógica o mejor dicho, encontrar una solución directa. Lo primero que pensó, es que este chico debería aprender lo básico y luego ir a la universidad, es decir, saltearse la preparatoria y el bachillerato. Fue así, que con doce años él fue capaz de comenzar sus estudios universitarios, su primera carrera fue la licenciatura en filosofía. Aquella elección fue muy criticada por su padre, quién dijo que solamente costearía sus estudios por el hecho de ser su hijo. Mientras seguía estudiando, se dedicaba a ayudar a su madre en el comedor público de un hospital.
Al parecer, leer e interpretar las proyecciones de otras personas le resultaba demasiado fácil, al punto de saber de qué tipo de persona se trataba el autor de sea cual sea la lectura u obra.

Eyael se volvió demasiado apegado a su madre, muchas veces él necesitaba tomar la mano de ella al menos para no sentirse solo o sin ella. Según él, un sentimiento algo raro sentía cuando estaba en completa soledad, comenzando a pensar con menor claridad y a comportarse algo raro, incluso temblar.

Dos años después, a la edad de catorce años, un suceso le cambió la vida, un accidente. Su madre falleció por medio de una bala perdida en el medio de un tiroteo cuando ambos estaban yendo al hospital, en plena vía pública. Da la casualidad de que uno de los chicos que asistía al lugar era el hijo del responsable, que se dio a la fuga. Fue de ahí en más que él al menos por un tiempo incluso ni parpadeaba, se mantenía sin aliento, sin saber cómo reaccionar, repitiéndose para no olvidar la frase que le había dicho su madre antes de cerrar sus ojos: “Cuida de otros, porque alguna vez alguien cuidó de ti.”

Su fobia comenzó a tener más contraste a partir de ese momento, sintiéndose sumamente dócil al momento en que reaccionó y se dio cuenta que su madre había muerto, sí, había estado en un shock emocional.
Como si fuese poca cosa, su padre un año después murió a causa de una enfermedad y él quedó completamente solo.

A la edad de quince años, fue encontrado por una familia de turistas chinos que estaban en Berna de paseo. Decidieron quedarse y hacerse responsable de él. Obviamente, terminó aprendiendo el idioma natal e incluso le inculcaron bastantes costumbres al joven. Aquella familia china una mañana vio a unos hombres vestidos de negros que se acercaban a su casa, ellos le explicaron que venían desde Suiza, para ver a Eyael y en lo posible, para adiestrarlo. ¿Saben gracias a quién estos hombres descubrieron el talento del albino? al profesor que tenía en la escuela especial.

Fue reclutado en una agencia internacional, mayormente conocida (para quienes estén dentro del mundillo, ya que era secreta) como Aegis. Podríamos decir que es como la CIA, pero a menores rasgos, aunque es una organización que funciona en varias partes del mundo. Allí él recibió su adiestramiento, obteniendo la Licenciatura en Criminología y Ciencias Forenses. En el tiempo que estudiaba aquello, aprendió a luchar. Estuvo alrededor de ocho años estudiando y entrenando, hasta que la edad de veintitrés años terminó convirtiéndose en un agente de Aegis.

- ¡Almirante!, ¡Disculpe la interrupción, le llegó una carta!-

- Licenciado, no almirante. Ja, broma.-

Dijo el albino, apenas riendo y con gusto tomó el escrito de uno de los cadetes que se lo trajo. Le agradeció al cadete y la leyó detenidamente, para luego enrollarla y dejarla sobre la mesa, al lado de donde se sentaba. Su sonrisa se había borrado apenas.

- ¿Qué has leído Eyael?-

- La verdad que no entiendo mucho, pero por lo que veo, hay gente que necesita de mi ayuda, supongo que es el momento de poner en práctica todo lo que he aprendido, ¿verdad, Gran Marshall?-


El Gran Marshall, la máxima autoridad de Aegis, un hombre de al menos unos sesenta años que estaba sentado al lado de él con un uniforme distintivo de un elevado rango.

- Cadete, por favor, proyecta un vuelo a Glasgow.-

- ¡Sí señor!-

-Pareces apresurado… suerte con eso. No olvides de llevar tus cosas, tigre blanco.-

-Con su permiso me retiro, Gran Marshall.-


Esa misiva sí que le hizo tomar rumbo al peliblanco y llenarlo de convicción. Lo más seguro era que pensó en la vida de gente inocente y por sobre todo en lo peligrosa que podía estar la situación allí. Será interesante tener a alguien como él en esa ciudad, algo muy interesante en verdad. Su arribo hacia aquella ciudad tardó alrededor de unas cinco horas, y se lo vio en el aeropuerto por última vez, vestido con una sudadera con capucha, un pantalón de gabardina, zapatillas y unos guantes, todo el conjunto de color negro.

Extras:

Algunos gustos:

-La música variada. Se considera alguien sin un gusto exclusivo por la música, escucha lo que le gusta y listo. Sí, le gusta bailar.
-Cualquier tipo de bebidas, alcohólicas y no.
-Sus comidas preferidas son los fiambres, las achuras y por sobre todo el queso.
-Dentro de lo dulce, lo que más le gusta son las galletitas de hojaldre o las de coco.
- Su trabajo.
- Practicar  sus artes marciales.
- Las pelirrojas.
- Ayudar.
- Leer.
- Los chistes malos.
- La lluvia y los truenos.

Algunos disgustos:

- Sentirse solo, a pesar de que haya momentos en los que tenga que estarlos.
- Que le fumen en la cara.
- La injusticia y la tiranía.
- Que tomen a la filosofía como algo inútil.
- Luchar con armas.
- La humedad.

Datos curiosos:

- Al menos varias veces ha probado drogas suaves y duras, simplemente por encaje del momento o al menos para alivio o contención mental.
- No le gusta luchar con armas, prefiere sus puños a pesar de que lo coloquen en gran desventaja.
- Su perfume preferido es el Antonio Banderas “the golden secrets”.
- Muchas veces suele llevar alguna paleta chica en su boca.
- En la hoja de su espalda tiene tatuado un tigre blanco.


Nombre Original del Personaje: Salo-mon.
Proveniente de: Wand of fortune.

Mentor: Afiliación - Sensei(¿?)
avatar
Eyael Kamath
Det. Scoltand Yard

Det. Scoltand Yard

Pertenece a :
Fobia : Isolofobia, fobia a la soledad.

Oficio : Agente

Mensajes : 13
£ : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Eyael Kamath ID.

Mensaje por Sigma el Lun 7 Abr - 8:29


- Si no has firmado las reglas, tienes un período de 24 horas para hacerlo.
- Recuerda poner el link de tu ficha en tu firma.
- No te olvides de pasar por el registro de físicos y el registro de fobias
- Si lo deseas, revisa también el listado de empleos

SIGMA escribió:Saca fuerzas de lo que el mundo no comprende, porque es en esas virtudes que podras encontrar la verdad aquí en Glasgow.

Te doy la bienvenida a este lugar, pronto tendrás más noticias mías.


avatar
Sigma

Pertenece a :
Mensajes : 156
£ : 9

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: Usuarios :: Expedientes :: No.rmal

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.