Últimos temas
» Achlys
por Omega Dom 23 Oct - 19:46

» #1 Debate: Creación de Personaje
por Zeta Mar 23 Ago - 16:25

» Naruto Storm [Afiliación Élite]
por Invitado Mar 15 Mar - 15:09

» 00 - Immolation: Historia de un rol de 5 años
por SWar Miér 9 Jul - 17:00

» Mini trama: Cazadores
por Vincent Nightmare Mar 8 Jul - 15:28

» Primer Evento: Bye Bye Pandemonium!
por Zeta Lun 9 Jun - 10:59

» Reglas Generales
por Invitado Jue 5 Jun - 23:34

» Clases de personaje
por Sigma Jue 5 Jun - 18:19

» Registro de Físicos
por Schmerz Jue 5 Jun - 13:02

» #1 Guia: Creación de Personaje
por Omega Miér 4 Jun - 15:54




La fiesta de fin de año se está llevando a cabo; ven a disfrutar de esta fiesta sin límites, sorpresas les esperan en esta candente noche..




WebMaster

Fichas, habilidades, hogares.

Mp Perfil

Administradora

Registros, empleos, tablillas.

Mp Perfil

Diseño Gráfico

Imágenes, Firmas, avatares.

Mp Perfil





Primera Invitada [Privado Achlys]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Dom 11 Dic - 15:56

-Tienes vocación de servicio… ¿No?-
-Yo no lo soportaría…-

Hitori sonrió un poco al escuchar esto. Al principio, a ella tampoco le gustaba. Pero el echo de poder ayudar a alguien la hacía extremadamente feliz, se sentía útil.
"Es una muy buena manera de ponerlo, sí." Respondió. Nunca lo había pensado así, pero ella era servicial.
-No se porque no confió en la comida que puedas llegar a tener…- Hitori enrojeció un poco, sintiendo que le había leído la mente un poco.
"No soy muy buena para comer" Admitió, avergonzada. Cada vez que admitía esto, la gente saltaba a la conclusión de que tenía un trastorno alimenticio, asíque se apresuró a aclarar. "No porque me crea gorda ni nada por el estilo, es que simplemente no... Puedo" Tragó saliba laboriosamente al imaginar que comía algo y por poco se atoró.
-Se ve bien…- Hitori sonrió un poco, sintiendo ese orgullo que da cuando alguien reconoce algo que uno ganó con su propio sudor y lágrimas.
"No es mucho, vivo sola y está algo desordenado, pero es suficiente." Explicó mientras cruzaban la calle para entrar al edificio.

Subió las escaleras hasta el segundo piso con mucha más dificultad de la que hubiera preferido, y al llegar a la puerta del departamento 24, se dio vuelta para mirar a Achlys. Aunque creía que no le iba a importar, no quería que viera el desorden.
"¿Me esperas unos cinco minutos? No esperaba compañía." Le sonrió tímidamente y, sin esperar una respuesta, entró al departamento -el cual no estaba cerrado, nunca hacía-.
Nunca había sido su hogar, pero sí era un lugar donde se sentía protegida. La puerta de entrada daba al living, y desde ahí se podía llegar al baño, pieza y comedor/cocina ya que cada una de ésas se conectaba con el living. Agradeció una vez más no haberle puesto cortinas, estaba cálido y muy iluminado. Dejó la bolsa y las flores en la mesa de la cocina, sintiéndose más relajada y un poco más ocuta de aquel niño. Se sentía, incluso, un poco tonta, las memorias ya se habían empezado a enturbiar y le parecía que no había sido más que un sueño. Se sacó las botas cautelosamente y descubrió que sólo se le había clavado un pequeño vidrio en la planta izquierda, del cual se encargaría más tarde.
Calmada por la sensación cálida que despedía el departamento, procedió a darle una mirada crítica al departamento. Los cables de su bajo y amplificador estaban ordenados, por primera vez en su vida. Se agradeció a si misma haberlos ordenado la última vez que había tocado.
Lo único que le molestaba al mirarlo eran los cuadernos y la ropa, por lo cual se puso a recogerla y meterla sin miramientos dentro de su clóset. Ya la plancharía otro día. El bajo estaba fuera de su funda, pero apoyado en su atril y en contra de la pared, al igual que el amplificador y la radio.
Había comprado un artefacto donde podía meter todas las cajas de sus cd's y se veía relativamente ordenado, y acerca de la torre de cables y cachivaches que estaban en el mueble del computador no podía hacer nada.

Todo esto estaba dentro del living, y lo único que faltaba por ordenar eran sus cuadernos y libros de medicina, que estaban desparramados por el living y su pieza. Los puso todos en una pila sobre la mesa que usaba para estudiar y, al darse vuelta, escuchó cómo caían al suelo, desparramándose nuevamente.
Se agachó con cuidado para que no le doliera la nariz y los puso devuelta en la mesa, esta vez en dos pilas. Por último, tomó los dos archivadores donde guardaba las partituras y letras y los puso sobre la silla del computados, dejando libre el gran sillón y la mesita de café que se encontraba al frente de ésta.

Habiendo finalizado esto, se paseó una vez más por el living, buscando algo desordenado. Miró las linternas, desparramadas por toda su morada y decidió que no había nada que hacer con eso, las necesitaba ahí. Además de las linternas, todo se veía relativamente bien. Había logrado hacer esto bajo los cinco minutos que le había pedido a Achlys y suspiró, un poco cansada.
No había ordenado el resto del departamento -baño, pieza, comedor/cocina- pero no había nada muy desordenado en esas áreas de la casa. Resopló hacia arriba, removiendo su flequillo, y procedió entonces a abrirle la puerta a la chica, habiendo olvidado completamente que debería haberse arreglado ella también.
Por suerte, la sangre en sus manos se había secado y no había manchado nada más, pero todavía se veía igual de demacrada, solamente que ahora era un poco más baja que Achlys.
"Ya está" Murmuró al abrir la puerta. Se dio vuelta y se acercó al porta cd's.
"¿Qué tipo de música te gusta?" Preguntó en voz alta, leyendo los artistas. Tenía ganas de escuchar jazz o soft rock, y estaba buscando el CD que había hecho ella con música un poco mas ambiental.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Mar 13 Dic - 15:38

La chica le contó sobre su dificultad para comer. Era raro escuchar algo como eso y que no se tratara de alguien con un trastorno alimenticio. Pero entonces ¿De que se trataba?
-Ne, ¿Y porque te cuesta comer?- Cuestionó con bastante intriga al respecto. No podía evitar pensar en la forma de ayudarla aunque ni siquiera sabía si podía ayudarla con algo. Notó la dificultad de tragar que ella tenía. No era la primera vez que por poco se atoraba con algo. Al parecer su problema era una especie de nudo en la garganta. [“¿Nudo en la garganta? ¿Eso no es angustia?”] Pensó para si misma e instantáneamente comenzó a imaginar comidas fáciles de tragar y nutritivas. Por el momento la única comida que se le ocurría era polenta. ¿Tendría acaso lo necesario para prepararle eso? Era poco probable pero esperaba que fuera así.
-Yo creo que el hecho de tener tu lugar ya es bastante…- Musitó con tranquilidad mientras caminaba a la par de la morocha.
Finalmente llegaron al edificio y subieron por escaleras hasta el segundo piso. Hitori se notaba algo agitada, a diferencia de ella Achlys no parecía ni haberse mosqueado con el esfuerzo.
-No hay problema, aquí te espero…- Dijo con una sonrisa en su rostro a pesar de que la chica ya había entrado a su departamento. Decidió sentarse contra la pared, junto a la puerta, y esperar a que le fuera habilitado el acceso. [“No hacía falta… No es como si me fuera a espantar…”] Pensaba mientras recordaba sus propios desordenes.
Mientras esperaba tarareaba distraídamente alguna melodía, que seguro había escuchado en algún lado aunque no supiera donde ni cuando, un estruendo dentro del lugar la hizo sobresaltarse un poco. Pudo imaginarse, por el ruido, que se trataba de libros o algo por el estilo.
Luego de un rato su protegida se dispuso a abrir la puerta. Ya había terminado de ordenar, o al menos acomodar rápidamente para que Achlys no viera todo en el estado que estaba anteriormente.
Al entrar al lugar lo primero que vio fue el bajo acomodado en su soporte. Sonrió ya que realmente le gustaba la música. Otra cosa que llamo su atención fue la cantidad de linternas desparramadas por el lugar. Definitivamente le temía a la oscuridad, de otra forma no habría manera de justificar tal cantidad de esos artefactos. No pudo evitar en lo perfecta que hubiera sido como su victima pero alejó ese pensamiento lo más rápido que pudo.
El lugar era calido y luminoso, realmente se sentía bien allí adentro. Miró a Hitori quien estaba junto a una pila de cd y quien le preguntaba sobre sus gustos musicales.
-Bueno, me gusta de todo… pero preferiría escuchar algo de Jazz si tienes…- Musitó tranquilamente mientras se sentaba en una silla junto a la mesa.
-Me agrada este lugar…- Agregó mirando a su alrededor conforme. Aún no se atrevía a mandarse a la cocina e intentar cocinar algo. Iba a esperar un poco, al menos hasta que la chica tuviera tiempo de curarse y sentirse más cómoda.
-Creo que deberías tratarte eso…- Dijo refiriéndose a la nariz que al parecer estaba rota. No se veía muy bien realmente.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Mar 13 Dic - 17:02

-Ne, ¿Y porque te cuesta comer?- Eso la tomó por sorpresa. Nunca le habían preguntado la razón de su.. Desnutrición, por así llamarla. No sabía muy bien cómo explicarle que algo dentro de ella a veces extendía una mano y la ahorcaba.
"Angustia..." Dijo, sintiendo que eso no explicaba demasiado. "Vivo con ella, y normalmente sé que la tengo porque se me apreta la garganta... No como simplemente porque tragar con mi angustia es como... Tragar mientras te ahorcan" Le costaba mucho poner la sensación en palabras, y se llevó la mano a la garganta ausentemente mientras hablaba, sintiendo la mano apretar una vez más.

-Bueno, me gusta de todo… pero preferiría escuchar algo de Jazz si tienes…-
Su mano recorrió sus cd's, buscando esa caja morada que había hecho ella misma con las canciones de jazz mas típicas. Después de unos minutos lo encontró, metido entre dos álbumes de Metallica. ¿Cómo diantres sucedió esto? Pensó, fulminando su porta cd's con la mirada. Normalmente los ordenaba por banda, o por género...
-Me agrada este lugar…-
"Gracias" Murmuró. La verdad, no le había puesto mucho esfuerzo a la decoración ni nada por el estilo, simplemente lo había llenado de las cosas que eran necesarias.
Se encogió de hombros y metió el cd en la radio. Se dio vuelta para mirar a Achlys, que se había sentado en una silla.
-Creo que deberías tratarte eso…- Enrojeció, recordando que todavía se veía como una... Puta descarrilada Rellenó su mente. Gracias Pensó, odiándose un poco por tener la razón.
"C-Cierto" Murmuró, notando que la canción que tocaba era "Take 5". "Me esperas unos diez minutos? Me voy a arreglar un poco" Apuntó su cara, y luego de pensarlo mejor, apuntó a todo su cuerpo en ilustración de que se iba a cambiar y duchar.
Se iba a encaminar hacia el baño, pero paró y se dio vuelta. "Ponte cómoda... No hay mucho que hacer, pero haz lo que gustes, mi casa es tu casa" Le dijo con una sonrisa. Una vez más, se iba a encaminar hacia el baño, pero volvió a darse vuelta, buscando un poco en el mueble que sostenía el computador antes de encontrar una caja de ibuprofeno.
Miró a Achlys una vez más y se mordió el labio inferior, un poco nerviosa. "Me va a doler, asi que si grito... No te preocupes" Explicó, apuntando a su nariz. Era enfermera, y eso le daba el conocimiento suficiente para saber cómo arreglar su nariz. Lo que la medicina no tomaba en cuenta era el dolor que podía causar. Siendo una mujer bastante torpe, conocía muy bien el dolor de una fractura de muñeca o esguince de dedo, pero nunca había sido ella la que tenía que arreglarse.
De todos modos, la idea no la asustaba mucho. Nunca le había molestado mucho el dolor, y confiaba plenamente en sus habilidades como enfermera.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Miér 14 Dic - 15:15

Al parecer no se había equivocado al creer que se trataba de angustia el motivo por el que la morocha no podía comer. ¿Pero como podía ayudarla con eso? La angustia solía ser un tema complicado, incluso ella la había experimentado en más de una ocasión y simplemente tenía que esperar a que se fuera. Pero en el caso de Hitori parecía que simplemente eso no pasaba. Convivía con ella todo el tiempo.
-Como un nudo en la garganta… ¿No?- Dijo de manera pensativa, recordando aquella horrible sensación de querer llorar todo el tiempo que le cerraba el estomago, le impedía respirar con naturalidad y la ahogaba en ocasiones. Hasta incluso a veces podía sentir una fuerte puntada en el pecho. Conocía todos esos síntomas y lo cierto era que los aborrecía. Aborrecía la angustia con todo su corazón. Nunca se sentía tan desesperada como cuando la experimentaba.
La chica agradeció el cumplido sobre su casa y puso un poco de música jazz. Achlys cerró por un momentos sus ojos escuchando aquellas melodías y sonriendo para si misma.
Luego se dirigió a la chica recordándole el “pequeño” asunto de su herida.
-Claro, tomate tú tiempo. Si necesitas ayuda con algo no dudes en decírmelo.- Respondió calmadamente al pedido de Hitori mientras movía un poco su pie al ritmo de aquel jazz.
-No te preocupes, ya estoy cómoda así que puedes ir tranquila…- Comentó mientras miraba un poco el lugar sonriendo. Se sentía bien estar en una casa habitada por alguien No era tan desolado como aquellas casas vacías en la que más de una vez tuvo que vivir.
-No prometo no preocuparme… pero intentaré no interrumpirte…- Dijo con una mueca algo apenada. ¿No había otra forma? Seguramente no. No se veía del tipo de personas que les gustara el sufrimiento porque si.
La chica finalmente se fue a curarse y a arreglar su apariencia. La ponía un poco nerviosa la posibilidad de escuchar un grito en cualquier momento. A decir verdad era un poco impresionable y aunque le pidiera ayuda no estaba segura de poder hacer demasiado. ¿Y si se desmayaba? Rió un poco imaginando la situación. No era tan miedosa o impresionable pero siempre estaba la opción ¿No?
Decidió subir un poquito más el volumen de la radio, por lo que se puso de pie y se dirigió hasta ésta para luego girar un poco la perilla del volumen y aumentarlo ligeramente. Se sentó en el piso cerrando los ojos, para luego recostarse en el mismo. [“Se siente bien”] Pensó al verse acostada en aquel piso. Abrió los ojos para mirar un poco el techo y luego volvió a cerrarlos.
En tan solo un par de minutos su cabeza comenzó a divagar entre muchos recuerdos. Desde su liberación, sus viajes, su escapadas, comerciantes desgraciados, su viaje en barco y sus encuentros. Tantas cosas habían pasado que era difícil de creer que solo hubieran sido 10 años. Antes de poder darse cuenta se había quedado dormida y sus recuerdos se fueron transformando en locos sueños que al despertar seguramente no recordaría.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Miér 14 Dic - 16:24

"Gracias" Tomó un par de lápices de plástico y se dirigió al baño.
Le temblaban un poco las manos, y supo que era simplemente porque, aunque no lo había hecho, su cuerpo se preparaba un poco para el dolor. Entró al baño y cerró la puerta detrás de ella, mirándose por primera vez en el espejo.
No estaba tan hinchada, fue por esto que supo que podía arreglarla ella misma. Había tenido el miedo de que fuera demasiado para arreglar fuera de pabellón. Dió un suspiro de alivio y se tomó un ibuprofeno y otra pastilla para el dolor que tenía tirada.
Se lavó la cara cuidadosamente, llenando el lavabo de agua ensangrentada. Decidió primero arreglar su nariz y luego meterse a la ducha, y con esto en mente, delicadamente insertó un lápiz dentro del tabique izquierdo. Si el hueso se había desplazado hacia la derecha, entonces sería capaz de insertar el lapiz sin problema. Topó con algo, pero se movía con tanto cuidado que no le dolió. Hacia la izquierda, entonces.

Sacó el lápiz y lentamente avanzó por el tabique derecho, lo cual logró sin problema alguno. Antes de seguir, decidió comerse algunos dulces, no fuera a ser que de impresión se desmayara. Tomó un paquete de gomitas que tenía en un cajón y se las tragó lo más rápido que pudo.
Con un poco de dificultad, logró fijar el lápiz usando una cinta de apósito adhesivo. Logró no reir histéricamente al mirarse en el espejo, y volvió a insertar el otro lápiz en su tabique izquierdo con la mano izquierda. Paró al sentir que topaba con algo y se mordió el labio inferior, ahora sin sentir el metálico gusto a sangre.
"Ahora simplemente, con la mano derecha, tiro del nasal hasta que vuelva a encajar" Dijo, tratando de sonar relativamente calmada, pero no pudo convencerse a sí misma. Respiraba por la boca y le picaba la garganta, y supo que mientras más esperara, peor lo pasaría.
Lo había hecho un par de veces, no era tan complicado. Claro, normalmente el paciente no era ella, y tenía dos manos para poder hacerlo.
Cautelosamente, tomó el hueso en cuestión, o más bien, puso su pulgar, índice y corazón sobre éste. Tomó aire lentamente, lo soltó con más lentitud aún, tomó una vez mas y aguantó.
Lo peor era que de un tirón no se arreglaba, había que moverlo un poco, tirarlo lentamente y hacer que encajara. Uno, dos
No paró en ningún momento, y se demoró unos quince segundos. Empujó un poco el hueso hacia la derecha, sintiendo cómo raspaba con los otros huesos. Le salió una lágrima, pero tiró una vez más y sintió cómo había quedado muy arriba. Esta parte era complicada, tomó el hueso de ambos lados y tiró hacia adelante, levantando el hueso de su posición y lo volvió a dejar donde pertenecía.
Toda esta operación sucedió mientras, en crescendo, Hitori gritaba.
"Shimata, iitai. Ahhh, iitai iitai iitai... Hitori no baka desu nee! Chikushō!" Terminó, aplaudiendo estúpidamente mientras pasaba el dolor. No veía nada ya que le salían lágrimas de dolor. Debería haber esperado un poco más para que me hicieran efecto las pastillas Pensó, un poco tarde, mientras se restregaba los ojos furiosamente.

Cuando pudo ver un poco más, removió ambos lápices y se revisó la nariz. Le dolía como los mil demonios, pero notó que había logrado dejar el nasal excactamente donde debía estar, después de tocarse cuidadosamente mientras repetía. "Iitai, iitai, iitaiiitaiiitai" suavemente, sin siquiera darse cuenta de que se había cambiado de idioma.

Un poco más recuperada pero igual de adolorida, prendió la ducha y se sacó el vestido morado, decidiendo no usarlo nunca más en un acto de psicomagia. Mientras se calentaba la ducha, se miró en el espejo. Su nariz se había hinchado un poco más, pero ya no estaba rota, se veía normal bajo la hinchazón que le llegaba a los ojos. Ya se había puesto un poco rojo y morado bajo sus ojos. Suspiró. El moretón duraría una semana, por lo menos, y se extendería hasta sus mejillas.
Además de eso, sólo tenía el lado izquierdo de su cara un poco magullado y raspado. Había salido casi ilesa de todo su encuentro.
Entró a la ducha y, usando la pinza que dejaba ahí, extrajo de su pie el pedazo de vidrio y lo limpió de todo el resto de piedrecillas que se le habían clavado en su escape.
Limpió su cara muy cuidadosamente, y se lavó el pelo lo más rápido que pudo, desenmarañando todos los nudos que se habían formado en su pequeña aventura. Cuando ya estuvo limpia, se quedó unos cinco minutos escuchando el agua correr, tratando de calmarse y encontrar un punto de donde aferrarse a la realidad. Decidió que, además del dolor punzante en su nariz, Achlys era real. Apagó la ducha y, un poco apurada por revisar si Achlys seguía ahí, salió.
Con su mala suerte, había olvidado poner una toalla en el suelo de baldosas y se resbaló, cayendo de cola al suelo con un nítido y brutal grito de "Iitai!". Se incorporó lentamente y se peinó el pelo negro y lacio, pescando su flequillo hacia atrás con una trabita.

Un poco tarde, se dio cuenta de que no había llevado ropa de cambio al baño. Ni modo, iba a tener que cruzar a su pieza envuelta en la toalla. No era más reveladora que el vestido que había estado usando, de todos modos. Tomó la toalla con la mano izquierda y abrió la puerta del baño lentamente, dándose cuenta de que la música no había parado de tocar y aun así no había tenido un momento de escucharla mientras estaba en el baño.
"Achlys?" Preguntó, un poco insegura. Había decidido que el encuentro con el niño había sido su imaginación, pero no sabía hasta dónde había imaginado. Quizás la chica nunca había estado a su lado ese día.



"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Miér 14 Dic - 18:31

Estaba completamente dormida. Se había perdido tanto en sus pensamientos que terminó entre sueños. Se veía a sí misma rodeada de gente que pasaba a su alrededor sin verla ni notarla. Pronto alguien parecía haberla visto y comenzaba a perseguirla. Ella huía de aquella persona como si de eso dependiera su vida. Antes de darse cuenta el paisaje había cambiado. Era un día de lluvia y había fuego que no se apagaba con el agua. Cosas con y sin sentido pasaban a su alrededor y de repente escuchó unas cuantas maldiciones, al parecer en japonés. En ese momento se acordó de alguien lastimado. También recordó una casa, un lugar cómodo. Todo comenzó a tomar sentido. Se despertó sobresaltada. ¿Qué había pasado? ¿Donde estaba? Miró a su alrededor confundida. Recordó lo ocurrido y también al extraño chico que había conocido. Se dio cuenta de que estaba en la casa de Hitori y de que ella estaba lastimada. ¿Estaría bien? Miraba el techo como si allí estuviera la respuesta. No se atrevía a molestarla pero le preocupaba como estaba.
Entonces escuchó un fuerte golpe. Al parecer algo se había caído y al juzgar por el quejido se trataba de la morocha. Se sentó en su lugar esperando escuchar algo. El volumen de la música estaba un poco alto por lo cual no podía escuchar muy bien.
Se puso de pie y caminó hasta la puerta del baño, apoyando un poco su oreja allí intentando saber que ocurría en su interior. Cuando escuchó movimientos se tranquilizo. Por lo visto la jovencita estaba bien, o algo así. Por lo menos aún podía moverse.
Volvió junto al equipo y se recostó en el piso mirando el techo una vez más. No había mucho para hacer pero por el momento pensaba en todo lo que había pasado desde su llegada a Glasgow e incluso antes de esta. Hace mucho que no estaba en un lugar tranquilo sin sentir miedo a lo que pasara a su alrededor. Por algún motivo confiaba en la enfermera. No la creía capaz de encerrarla o de entregarla a algún loco investigador, por lo que se sentía a gusto a su lado.
Recordó un poco de sus sueños. Eran extraños y bastante descabellados. [“¿Cuándo soñaré algo normal?”] Se preguntaba riendo internamente para si misma. No recordaba el sueño completo pero con una parte del mismo le bastaba para considerarse un poco loca.
Una de las puertas se abrió, lo supo por el ruido de la misma. Al parecer su protegida ya había terminado de prepararse y la buscaba a ella.
-¿Estas bien?- Le preguntó un poco preocupada recordando todos los ruidos anteriores. Se sentó en su lugar, esperando ver a la muchacha mientras estiraba un poco la cabeza para divisarla.
El rostro de la chica estaba un poco moretoneado, seguramente por el procedimiento para volver a poner el hueso en su lugar. Por demás se la veía bastante bien, aunque todavía no estaba vestida. Estaba envuelta en una toalla y se la notaba un poco dudosa.
-¿Necesitas ayuda con algo?- Cuestionó mientras se refregaba un poquito el ojo derecho y luego el izquierdos, ya que todavía los sentía medios cansados debido a que recién se había despertado de una pequeña siesta.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Miér 14 Dic - 20:31

-¿Estas bien?- Hitori asintió levemente, observando a Achlys. Había creído que se la había imaginado, y había esperado que no estuviera ahí.
-¿Necesitas ayuda con algo?- Negó con la cabeza, notando cómo se resfregaba los ojos. Con todo, no había alcanzado a preguntarle qué le había pasado en el ojo. No quiso preguntarle directamente, ya que se imaginaba que la pregunta sería repetitiva y no quería disgustarla.
"No he visto todavía ojos que queden perfectos, la mayoría de los pacientes que veo me aseguran que un parche es mejor" Dijo con cuidado. Era una invitación implícita a explicar, podía hacerlo o no. Siempre le gustaba más cuando la gente se acercaba así a preguntarle, ya que no se sentía obligada a contestar.
"Y de todos modos, es mucho más interesante un parche. Lo deja abierto a la imaginación" Terminó, sonriéndole cálidamente.

Se encaminó hacia su pieza sin esperar una respuesta, no quería presionarla. Si le quería responder, sabía que lo haría de todos modos. No cerró la puerta de su cuarto -otra invitación implícita, había sido presionada a responder lo suficiente como para saber tratar un poco con alguien parecido- entrando en vez al pequeño clóset y cerrando la puerta de madera. -Es de esas que tienen pequeñas láminas de madera mirando hacia abajo, de modo que tapan la vista pero dejan pasar el sonido y la luz. Todas las puertas del departamento son así excepto la principal-
Había olvidado ordenar la pieza, la cual consistía de una cama de doble plaza -deshecha y con sábanas probablemente sucias- escondida bajo ropa descartada y peluches de todo tipo, cada uno despeinado gracias a las lágrimas que a cada uno le tocó absorber en algún momento.
A cada lado de la cama había un velador, cada uno equipado con una lámpara y linterna, y un libro o cuaderno.

Había olvidado que había metido toda su ropa dentro del clóset, y se encontró hundida hasta media canilla en ropa descartada. Que debo lavar Anotó en su cabeza, sintiendo el fuerte olor a tabaco, transpiración y un poco de alcohol que emanaba de la pila.
Dejando de lado la toalla, se puso ropa interior, una sudadera burdeo y un buzo negro. Por alguna razón tenía un poco de frío. Encontró unos calcetines peludos en un cajón y se los puso cuidadosamente. -No quería exponer sus pies magullados al descuidado suelo. No estaba sucio, pero tampoco lo suficientemente limpio como para caminar con heridas abiertas-
No estaba angustiada, por alguna razón se sentía segura en su departamento, especialmente sabiendo que Achlys estaba ahí con ella. Era una sensación nueva, tener a un ente protector en su departamento, normalmente el único ente que había era ella, y a veces uno que otro hombre que se escapaba mientras ella dormía.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Miér 14 Dic - 22:10

Por lo visto la chica solo quería saber si ella aún estaba por allí. Sonrió levemente al notar que a pesar de los golpes estaba bastante bien. El comentario sobre el parche le dio bastante gracia aunque se esforzó por disimularlo hasta que pudiera explicarlo. Bueno, no podía explicar demasiado pero al menos buscaría alguna forma de hacerle entender sin asustarla. Alguna vez había escuchado un nombre que en este momento podría servirle y si, el parche era más interesante. A pesar de todo la chica no se quedó a esperar una respuesta, se dirigió a su habitación dejando la puerta abierta como invitándola a pasar.
Se puso de pie y decidió seguirla. Al parecer la pieza no había sido parte del arreglo apresurado por lo que estaba un poco desordenada.
Se sentó en el borde de la cama, que tenía las sabanas algo enroscadas, mientras esperaba que la chica terminara de vestirse dentro del closet. No pudo evitar sentir un poco de olor a tabaco y miró a su alrededor intentando descubrir de donde venía pero le resultó imposible descubrirlo.
-Bueno, en realidad no es como si no tuviera ojo o algo así…- Dijo con calma mientras miraba el cuarto con curiosidad y le sonreía a los peluches que veía allí.
-La verdad es que tengo algo llamado “Heterocromía Iridum”, un ojo de cada color…- Explicó con calma dejándose caer de espaldas sobre la cama.
-Creo que ya soy suficientemente llamativa como para encima tener tal diferencia de colores en los ojos…- Musitó riendo un poco. Era cierta la diferencia de colores pero no del todo la razón por la que lo tapaba. [“No puedo contarle toda la verdad”] Pensaba ya que sabía que era imposible que pudiera asimilarlo con calma. Claro tampoco podría mostrárselo y menos aún con el temor que la chica le tenía a la oscuridad. A su entender con explicarle aquello era suficiente.
-Ne, ¿Fumas?- Cuestionó con curiosidad respecto al olor que había sentido. No la veía como alguien fumadora y menos siendo que ella era enfermera. Aunque si lo pensaba con detenimiento muchas enfermera fumaban muchísimo ¿Por qué la morocha no? Aún así no tenía pinta de hacerlo. De todas maneras podía estar equivocada.
Estirándose un poco sobre la cama tomó uno de los despeinados peluches en forma de conejo. Lo miró dulcemente y sonrió. Por alguna razón adoraba los peluches de conejos, incluso ella misma tenía uno. Decidió que quizás lo mejor era dejarlo donde lo había encontrado y así lo hizo, para luego volver a quedar tirada sobre la cama mirando al techo, una vez más, mientras esperaba a la muchacha.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Miér 14 Dic - 22:56

-Bueno, en realidad no es como si no tuviera ojo o algo así…-
-La verdad es que tengo algo llamado “Heterocromía Iridum”, un ojo de cada color…-
Había malinterpretado el parche, y es que nunca se imaginaría que alguien decidiera esconder un ojo -con todos los problemas de vista que significaba- sólo por un problema de coloración.
-Creo que ya soy suficientemente llamativa como para encima tener tal diferencia de colores en los ojos…- Entendía un poco, pero no podía ser tan malo. De todos modos, por cómo se veía Achlys, Hitori dudó fuertemente que lo primero que le miraran fueran sus ojos.
-Ne, ¿Fumas?- Se mordió el labio al salir del clóset, dejando libre el hedor a cigarro que se había encapsulado en éste. Se sonrojó un poco al responder.
"No..." Cerró la puerta rápidamente, empujando con el pie menos herido la ropa que se escapaba por el marco. "Pero frecuento lugares donde la gente sí fuma" La observó, tirada en la cama, y sonrió. Claro, había tenido chicas tiradas en su cama, pero descartó esa idea rápidamente de su cabeza, sabiendo que Achlys era... Diferente.

Como una pequeña alarma de recordatorio la idea "Llamar al hospital" le picó la cabeza. Tenía que llamar y encontrar a alguien que reemplazara su turno, de otra manera habrían pacientes que quedarían sin cuidados.
Miró a su alrededor, buscando el celular que había dejado en algún lugar antes de salir la noche anterior. Sé que lo tenía en la mano mientras decidía qué ponerme, pero después lo metí en la cartera y se me quedó. Buscó la cartera negra que había dejado olvidada, y la encontró en el suelo, a los pies de la cama. Sacó el celular y miró a Achlys con un poco de culpa. "No te he podido atender bien, tengo que llamar al hospital y soy toda tuya" Explicó, sintiéndose mal por no entretener a su visita. Ni modo, eran motivos de fuerza mayor...
Marcó el número de su compañera de turno y esperó seis tonos antes de que le contestaran.
"Hitori, donde estás?" Escuchó, de fondo sonaba un teléfono en vez de el constante "bip" del electrocardiograma, asique decidió explicarle con un poco mas de detalle su situacion.
"Me.. Estoy en mi departamento" Pero no supo que más decir, no ella sabía muy bien lo que había pasado. "No sé muy bien, ayer en la noche me caí y rompí la nariz en la calle, un- Antes de que pudiera seguir explicando, su compañera la interrumpió. Ambas habían discutido sobre las alzas en la delincuencia nocturna y a nadie le hacía gracia que Hitori, sabiendo esto, saliera de todos modos.
"¿Estás bien?" La pregunta implicaba muchas cosas. Ella conocía un poco cómo era la vida de Hitori. Suspiró.
"Si, un chico me recogió y una amiga me acompañó a casa. Estoy un poco..." Loca. "Confundida, y se me clavó un vidrio en el pie, no voy a poder llegar hoy. Crees que podrías ver a mis pacientes hoy?" Se mordió el labio inferior. Sabía exactamente lo que le iba a pedir a cambio de ver a sus pacientes.
"Sólo si haces el turno de noche. Tú eliges cuando la proxima semana" Creía que lo que estaba haciendo estaba bien, sólo estaba ayudando a su compañera. Para todas las otras, la vida que Hitori llevaba era peligrosa y hacían lo que fuera para evitar que saliera.
Suspiró profundamente, tratando de exhalar la angustia que le daba saber que pasaría una noche sola. "Está bien. Gracias" Terminó, y cortó la llamada. Estaba parada, pero a esto se sentó en la cama al lado de Achlys, un poco mareada.

Le sonrió, tirando el celular hacia la cabecera de la cama. "Y de qué color es?" Preguntó con curiosidad, refiriéndose a su ojo, ahora que sabía que el tema no era sensible. Tomó su pelo mojado y lo trenzó por el lado derecho, amarrándolo con una coleta que sacó de la cartera negra, tratando de controlar la angustia y el miedo que rellenaban los huecos de su memoria, asegurándole que estaba completamente loca, y que en la noche que eligiera, la iban a atormentar con los peores trucos que no le habían mostrado hasta ahora.
Y es que tomar el turno de noche significaba que saldría a las cuatro de la mañana, y ya sería muy tarde para encontrar a alguien. Quedaría sola y tendría que volver a su departamento, y ni toda la música y linternas del mundo podían hacer retroceder al miedo que la carcomía en las noches de soledad.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Miér 14 Dic - 23:52

La vio morderse el labio al salir de closet y un fuerte hedor a cigarrillo le golpeó directo en la cara. La chica cerró rápidamente la puerta del closet y el olor quedó encapsulado dentro del mismo.
Por lo visto no se había equivocado al creer que la chica no fumaba, y la única explicación posible acababa de serle dada.
-No creo que te sea conveniente dejar esa ropa allí dentro…- Dijo con tranquilidad mirando él techo y enroscando y desenroscando su dedo en un pedazo de sabana.
-Si lo haces toda tu ropa se llenará de ese olor y deberás lavarla toda…- Explicó con calma aún sin dejar de jugar con la sabana. Notó que la chica posó su mirada en ella por un momento y luego se puso a buscar algo bastante apurada, como si hubiera recordado algo de golpe.
Seguramente tenía que ver con su trabajo, por lo que decidió no decir nada más hasta que la morocha pudiera atenderla.
-No hay problema tesoro…- No sabía porque la había llamado así, pero por alguna razón le resultó cómico. Era raro haberle dicho de aquella forma, sin embargo tenía cierta relación con el trato que tenían. ¿A fin de cuentas un tesoro no es algo a lo que proteger?
Rió suavemente mientras la chica hacia su llamada. [“Tesoro”] Repetía para sus adentros entre risitas. No sabía muy bien que tanto iba a tardar con aquella llamada por lo que, como de costumbre, cerró sus ojos y agudizó sus oídos. Podía escuchar varias cosas. Ruidos de la calle, la música en el comedor y, también, la voz de la compañera de Hitori a través del teléfono. Por alguna razón la mujer del otro lado del tubo tenía un tono de voz bastante agudo que era fácil de escuchar. De todas formas lo único que llegó a oír fue algo de un turno nocturno y Eso no pareció hacerle mucha gracia a Hitori. Esperaría a que ella terminara de hablar y le preguntaría al respecto.
Inesperadamente la joven se sentó a su lado tirando el celular hacía la cabecera de la cama, lo que la “obligó” a abrir los ojos y mirarla.
-Bueno, es un fucsia intenso… a veces se ve rojo carmesí…- Explicó con tranquilidad. No era un color muy normal realmente, pero así era.
La observaba mientras la chica se hacía una trenza en su cabello de manera algo distraída.
-Dime, ¿De que se trata ese “Turno nocturno”?… Parece… afectarte…- Musitó tratando de decirlo con el mayor tacto posible. No quería que creyera que era una metida o algo por el estilo pero no podía pasarlo por alto al ver como se había puesto luego de esa llamada.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Jue 15 Dic - 0:24

-No creo que te sea conveniente dejar esa ropa allí dentro…-
-Si lo haces toda tu ropa se llenará de ese olor y deberás lavarla toda…-

La verdad era que no le importaba mucho el olor. Después de vivir en ese entorno todas las noches, simplemente no lo olía.
-No hay problema tesoro…- La escuchó decir. Algo se removió dentro de ella. Normalmente la llamaban tesoro con una connotación seductora, pero esto era distinto. No supo explicarlo muy bien, pero era como si realmente Achlys la creyera un tesoro, lo cual resonaba en todas las inseguridades de Hitori. No se creía nada más que una baratija, y se trataba como tal.

-Bueno, es un fucsia intenso… a veces se ve rojo carmesí…- Le dio mucha curiosidad, ya que nunca había visto un ojo de ese color. Ahora entendía un poco más la razón del parche, aunque parecía una solución un tanto radical al problema.
-Dime, ¿De que se trata ese “Turno nocturno”?… Parece… afectarte…- Se llevó la mano al cuello, apoyando su palma entre el trapecio y su columna, masajeando levemente. Siempre sentía que era una mano, que quizás si se masajeaba o se tocaba iba a lograr que la mano se soltara, pero no era más que una ilusión. La angustia seguía ahí.
"En vez de empezar a las ocho de la mañana y terminar a las cuatro de la tarde, se invierte el horario" Explicó, sintiendo como su voz temblaba. Siempre que se angustiaba, su voz salía un tanto rara.
No sabía como seguir, quería explicarle qué era lo que le afectaba tanto, pero por alguna razón sintió que su estúpido miedo la decepcionaría.
"Además de ser un tanto incómodo para dormir... Me toca atender la sala de emergencias, y no es muy lindo ver todas esas heridas, causadas por quién sabe qué... Quemaduras, puñaladas, ataques de pánico, mordidas..." Murmuró, sintiendo en sus manos la gente detrás de todos esos diagnósticos. Aterrados, todos.
El turno de noche, además de ser un inconveniente en su rutina diaria de pesca nocturna, no hacía nada para asegurarle que su miedo era irracional.
Además de que normalmente, en las noches salgo a buscar alguien que pase la noche conmigo, ya que los ataques de pánico no me vienen sólo cuando me persiguen niños inocentes. El hecho de salir a las cuatro de la mañana significa que probablemente no encontraré nadie con quien estar y tendré que volver aquí, sola, a tener mi estúpido ataque de pánico -si no me da mientras trato a un paciente, igual o más aterrado que yo de lo que está ahí afuera- Quiso añadir con esa franqueza. Pero no era característico de ella, normalmente nunca decía lo que pasaba por su mente para no incomodar a nadie. Se limitó a rascarse la espalda fuertemente bajo la sudadera que se había puesto, usando esa pequeña flama de dolor como un ancla a la realidad, como lo había hecho muchas veces durante su vida.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Jue 15 Dic - 1:08

La chica se masajeaba un poco los hombros, como intentando aflojar la tensión que allí se encontraba. No entendía muy bien porque su voz le temblaba al hablar. Tal vez tenía que ver con la idea de lo que pasaría en aquella ocasión.
-No se escucha muy divertido…- Musitó algo pensativa, relacionando el miedo a la oscuridad de la chica con tantas otras cosas que podían pasar en su horario de salida aunque no estaba segura de que fuera por eso que no le agradaba ese turno. de todas formas lo que decía tenía mucho sentido. En las noches solían pasar las peores cosas y los hospitales se veían realmente aterradores en aquellas horas. Además según lo que había leído en el diario (Ahora recordaba la entrevista que le habían hecho a su compañera) últimamente había muchos ataques de pánico y seguramente no era nada lindo de ver. Pero sentía que no le estaba diciendo toda la verdad. Sentía como si estuviera ocultándole algo. No es como si tuviera la obligación de contarle, pero ella realmente quería saber de que iba todo eso.
-¿A que le temes?- Cuestionó de la nada mientras miraba el techo. Fue una pregunta que se le vino a la cabeza y simplemente paso a sus labios como si no hubiera filtro de por medio. Al decirlo se arrepintió un poco por no haber tenido un poco más de tacto. Pero de todas formas lo hecho esta hecho por lo que decidió continuar con la idea principal.
-Digo, Además de a la oscuridad…- Agregó llevando su mirada a algunas de las linternas de la habitación. Quizás su pregunta había sido demasiado directa. Pero si sabía eso tal vez entendería un poco más de que iban todos los temores de la chica y podría ayudarla aunque sea un poco. No estaba segura de poder ser de utilidad pero al menos quería que se lo confirmaran.
-Además… No me has dicho todo…- Agregó mientras se sentaba y la miraba a la cara. Por algún motivo era como si pudiera ver a través de Hitori. [“Tal vez es porque realmente me interesa entenderla y ayudarla”] Se decía, ya que no encontraba otro motivo por el cual ella pudiera leerla como si se tratara de un libro abierto.
-Puedes confiar en mi…- Le dijo en un intento de darle algo de confianza. Sabía que su apariencia no ayudaba pero tenía la esperanza de que la morocha también pudiera ver un poco a través de ella. Sus únicas intenciones eran cuidarla y esperaba que la joven la ayudara un poco en aquella tarea que se había propuesto en algún momento que aún no recordaba.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Jue 15 Dic - 2:08

-No se escucha muy divertido…- No lo era, pero para ella era mucho más divertido que para el resto. A veces, podía realmente ayudar, y eso, no importa dónde ni a que hora lo hiciera, la calmaba un poco.

-¿A que le temes?-
-Digo, Además de a la oscuridad…-
Nunca hablaba de sus miedos en voz alta. Sentía que al hacerlo, los conjuraba. Normalmente, al escuchar soledad, oscuridad o silencio, simplemente tenía un ataque ahí mismo, pero por alguna razón sólo le impresionó un poco que Achlys lo dijera. No sabía por qué, era claro que algo tenía con la oscuridad por todas las linternas que poseía.
-Además… No me has dicho todo…- Mierda. Claro, su pequeña mentira -o el hecho de que hubiera escondido la verdad completa- no había pasado desapercibido por esa mirada penetrante. No sabía muy bien si era que ella fuera demasiado predecible o fácil de leer, o que Achlys simplemente era demasiado buena para detectar mentiras.
-Puedes confiar en mi…-

Invocó toda la paz mental que le quedaba -estaba exhausta- y decidió abrirse con la chica. No fue tanto una decisión como fue la realización de que la mujer sentada al frente suyo no iba a descansar hasta que le dijera la verdad completa, y creyó con todo su corazón que sí podía confiar ella.
Nunca lo hacía con nadie que no fuera un psicólogo, nadie más estaría interesado en escucharla, pero esta mujer de pelo blanco la había seguido, ayudado, esperado... Claramente estaba interesada, no importaba todo lo que Hitori dijera para negarlo.

Dejó de rascarse la espalda y levantó su mano frente a la cara de Achlys, levantando tres dedos. No iba a poder decirlos todos si no los veía de alguna manera. Partió por lo más obvio. "Oscuridad" Murmuró, sintiendo cómo la mano aferraba su garganta y le apretaba un poco, jugando. Bajó un dedo, frunciéndole el ceño a los otros dos. "Silencio" Dijo, apenas un susurro, y bajó el otro dedo.
Tragó una pasta que no alcanzaba a ser saliva, sin saber muy bien si quería romper a llorar o abrazar algo hasta que explotara. Quería parar, pero le quedaba un dedo, que ahora temblaba notablemente frente al ojo y parche de la chica. Se sintió estúpida, disminuida, era sólo una palabra.
Y sin embargo, sintió como, antes de formar el sonido, algo en su garganta ardía. No lo mostró con más que un intento de aclararla. “S” Comenzó, pero no pudo terminar la palabra. Frustrada, le pegó a sus muslos con los puños, apretando el buzo con fuerza.

Rabia. Además del miedo de haber conjurado esas dos palabras, tenía una rabia inmensa que brotaba de cada uno de sus poros. Se paró con furia y se dirigió al clóset, abriendo la puerta con fuerza. Ni siquiera notó que la puerta rebotó contra la pared fuertemente y se devolvió hacia ella con menos fuerza, tocándola levemente en el lado Izquierdo del cuerpo.
“Todas las noches…” Empezó, sintiendo levemente el hedor que emanaba del clóset. “Me visto con algo provocador y llamativo y salgo.” Ladró. Hablaba bruscamente, el tono de inseguridad y miedo completamente borrado. No gritaba, pero no necesitaba hacerlo para ser agresiva.“Salgo a bares o clubes y dejo claro que busco a alguien” Nunca lo admitiría con más claridad que esa, no en voz alta. Apuntó a las sábanas, como acusándolas por su conocimiento les frunció el ceño y las maldijo en silencio.
“No me importa dónde ni cómo ni con quién, me da exactamente lo mismo lo que hagan conmigo” La rectitud de sus hombros flaqueaba, pasó de estar parada derecha a estar en una posición que se parecía a una C Encorvó la espalda y bajó los hombros junto con su cabeza. La pequeña llama de rabia se apagaba, y lamentaba haber explotado de esa forma. No importaba cuan interesada estuviera, creía que Achlys se iría después de ser tratada de ese modo.
“Con tal de que pueda sentir un brazo alrededor mío mientras dejo que mi mundo se destruya con el estúpido ataque de pánico.” El resto era historia. Los peluches, las linternas, la música, la ropa, el olor, el descuido, su carrera… Todo
“Con tal de no estar sola” Murmuró, mirando al suelo y apretando los puños. Sintió cómo una lágrima se formaba en su ojo derecho y parpadeó furiosamente, pero ésta resbaló por su morada nariz y cayó al suelo.

Era suficiente, lo había dicho todo con esa última frase. No se atrevió a levantar la vista, un poco por vergüenza y otro poco porque quería que Achlys se fuera sin remordimientos –ya que estaba segura de que eso era lo que haría- Simplemente se quedó ahí parada, tiritando de rabia y miedo, hundiendo sus uñas en sus palmas mientras sentía cómo otra lágrima se formaba en su ojo izquierdo.
En ese momento, como en muchos otros, sintió su propio miedo. Sabía que toda su existencia lo emanaba de tanto en tanto, y de alguna manera sabía que todos podían percibirlo. Podía respirar perfectamente por su magullada nariz, no estaba muy angustiada, la rabia y el miedo eran más grandes.

No, ahora no le daría un ataque. Quizás más tarde, cuando escuchara la puerta de entrada cerrarse. Escuchó en su mente el sonido tan familiar de esa puerta cerrándose y se mordió el labio con tanta fuerza que sintió el sabor metálico de su sangre expandirse nuevamente por su boca.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Jue 15 Dic - 15:00

Al parecer Hitori había percibido que no se rendiría fácilmente por lo que decidió confiar en ella e intentar contarle. Lo cierto era que no esperaba que accediera tan rápido a su pedido. Incluso hasta creyó que podía ofenderse un poco por su falta de tacto. Pero sin embargo no lo hizo. Extendió su mano frente a la cara de Achlys con tres dedos en alto. Lo primero que dijo en un murmullo fue “oscuridad” inmediatamente supo que tenía tres miedos fuertes que la atormentaban lo suficiente como para pasar su vida angustiada.
Al nombrar aquello la peliblanca no pudo evitar sentirse culpable. No es como si fuera ella misma quien la atormentaba, seguramente tenía su propio ser dentro que se encargaba de ello. Pero no podía evitar pensar en todas las horribles noches que le había hecho pasar a Zeta. No es como si se arrepintiera, si no fuera por ello no existiría y nunca hubiera conocido ni a la morocha ni a nadie más. Pero el verla reaccionar de aquella forma ante solo el hecho de tener que nombrar sus miedos generó una pequeña presión en su pecho y un sentimiento de responsabilidad.
La siguiente palabra que fue nombrada fue el “Silencio”. Debía admitir que el silencio era aburrido. A ella no le gustaba lo aburrido por lo que de alguna forma, a pesar de no ser lo mismo el aburrimiento que el miedo, la entendía. Ahora la mano de su compañera temblaba evidentemente. Solo quedaba un dedo levantado pero con solo mirarla estaba segura de que no sería capaz de decirlo como a los anteriores dos miedos. Vio que la chica tragaba saliva con dificultad. Veía eso en ella bastante seguido y ya comenzaba a preocuparla. Vivir con angustia era algo realmente horrible. Intentó pronunciar la palabra, pero todo quedo en la primera letra. La letra “S”. De alguna forma sabía que no hacía falta que la chica dijera más. A su entender con solo esa letra era suficiente y más aún por como había comenzado a entenderla. Pero seguramente la muchacha no se quedaría conforme hasta poder sacarlo de encima. Acababa de golpearse la pierna con su puño, bastante enojada al parecer.
Inesperadamente la joven se paró de manera brusca, abrió la puerta del closet con fuerza y comenzó a explicar la situación de manera agresiva, acompañada por el hedor a cigarrillo alcohol y transpiración que salía del placar.
No pudo evitar sentir tristeza al escuchar sus palabras. Si había algo que le molestaba era que no se respetara con tal de poder espantar aquellos miedos. Ahora que sabía sobre ellos estaba segura de poder ayudarla. Sin embargo dependía de ella si lo hacía o no. No le gustaba imaginar cuantas personas seguramente la habían maltratado y ella lo había aceptado con tal de no pasar sola una noche. [“Malditos bastardos inmundos”] Pensaba con bronca mientras apretaba sus puños con fuerza. ¿Cuántos la habían dejado tirada? ¿Cuántos habían abusado de sus miedos? ¡Demonios! ¡Los humanos llegaban a ser más odiosos que los propios miedos! Intentó relajarse un poco aflojando sus puños. Debía dejar de pensar en todas esas basuras. Ahora Hitori podía contar con ella. Y en este momento la necesitaba.
Se puso de pie y caminó tratando de hacer el menor ruido posible pero al ver las lágrimas que resbalaban y caían al suelo sus puños volvieron a cerrarse fuertemente. No hubiera esperado tener que verla así. Se maldecía por dentro por haberla llevado a aquella situación. Quería verla bien y sin embargo le recordaba todas aquellas cosas que odiaba. A fin de cuentas ella no era mucho mejor que los malditos con los que Hitori frecuentaba.
Sin pensarlo se acercó a la chica, entrando al closet, y la abrazó cuidadosamente, recordando su nariz lastimada. Esperaba no asustarla más. Solo quería hacerle saber que ella estaría allí a partir de ahora.
-Lo siento… de veras lo siento… perdón…- Pidió avergonzada y arrepentida mientras continuaba abrazándola y por alguna razón su vista comenzaba a nublarse con lagrimas. No la volvería a dejar pasar por todas esas horribles cosas. A partir de ahora y hasta que ella fuera capaz de superar sus miedos, permanecería a su lado todo el tiempo que fuera necesario.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Jue 15 Dic - 18:04

-Lo siento… de veras lo siento… perdón…- Se sorprendió al sentir que Achlys la abrazaba, pero sus palabras la confundían aún más. Si era culpa de alguien, era de Hitori y de nadie más.
Al ser casi del mismo porte, la chica apoyó su frente contra el hombro derecho de la peliblanca y se dejó abrazar, sintiéndose un poco más relajada.
Algo dentro de ella preguntaba, indignado, porqué era que Achlys no se había ido. Qué hacía ahí abrazándola. ¿Qué quería a cambio? ¿Cuan caro le iba a salir este abrazo, que, por primera vez, no había sido por iniciativa propia? Sonriendo levemente, pateó esa pequeña llama de duda tan fuerte que no volvió a decir palabra, y se concentró en la calma que le proporcionaba la chica que la abrazaba.

Se quedó así un buen rato, y lentamente dejó de temblar y relajó los puños, haciendo una mueca de dolor al desenroscar sus dedos. A decir verdad, aunque tenía un poco de curiosidad, no le importaba mucho saber la razón detrás de la decisión de Achlys -de quedarse, de acompañarla, de protegerla- lo importante era que estaba ahí, y por alguna razón, sentía que se iba a quedar.
"No es tu culpa" Murmuró suavemente. "Perdóname por actuar de esa manera, no te lo merecías" Levantó la cabeza lentamente, sosteniendo la mirada de ese ojo celeste que parecía ver hasta el recoveco más oscuro de su mente. Notó que estaba un poco rojo, y sus pestañas mojadas. ¿Había llorado ella, también? Se sintió un poco más culpable. No quería hacerla llorar.
"Gracias" Le dijo honestamente, levantando sus brazos para darle un apretado abrazo a pesar de sus magulladuras. Ya le dolería más tarde, no se perdería un abrazo a causa de ellas.

Por ahora, la mano de angustia se difuminó dentro de su cuerpo y pudo respirar tranquila, sintiendo una vez más el hedor que despedía su ropa. No quería romper el abrazo, pero era una cuestión de hospitalidad. Sonrió un poco y se hizo para atrás, tirando a Achlys de la manga levemente para que saliera con ella.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Jue 15 Dic - 19:01

No importaba que le dijera que no era su culpa, sabía perfectamente que si lo era. Era responsabilidad suya que ella hubiera tenido que hablar de esas cosas horribles que tanto la molestaban. Por suerte parecía estar más calmada. Era bueno saber que se sentía un poco mejor, podía percibirlo. A pesar de todo no podía dejar de maldecirse un poco internamente por lo que había causado. Le molestaba ser tan tonta como para decir las cosas tan directamente.
-Me lo he buscado… debería… haber tenido más tacto…- Dijo dedicándole una pequeña sonrisita amable y corriéndole el pelo de la cara con mucho cuidado, como ya había hecho en otra ocasión. La morocha le agradeció y la abrazó. La había tomado por sorpresa. La verdad no esperaba para nada aquel abrazo tan calido. Sin embargo se sentía demasiado bien. Nunca nadie la había abrazado, y mucho menos de aquella forma tan agradecida.
Deseaba poder permanecer de aquella forma por un buen rato, pero también sabía que no podían estar así todo el día.
-Gracias a ti…- Murmuró de manera casi imperceptible mientras cerraba los ojos correspondiéndole. Podía sentir el aroma al shampoo que había usado la joven y la calidez de su cuerpo. Lo cierto es que se sentía realmente a gusto de aquella forma. ¿Quién hubiera pensado que alguien tan “frágil” pudiera ser tan calida? No sabía explicar lo que le producía aquella chica pero sentía una especie de cariño hacia ella. Achlys no entendía de ninguna forma los conceptos de amistad, pero por el momento la consideraba su protegida y así seguiría siendo hasta que quizás, en algún momento, pudiera entender de qué se trataba todo eso.
Lentamente, luego de un rato, la morocha se separó de ella, le sonrió y cinchándole un poco de la manga la invitó a salir del extraño y oloroso placar.
Realmente se la veía bastante calmada, y eso la hacía sentirse bien. Era bueno saber que al menos había sido capaz de arreglar lo que había ocasionado.
-Ne, cocinemos algo… ¿Quieres?- Musitó una vez que ambas estuvieron fuera del armario. Aún no podía pasar por alto que la alimentación de su compañera era pésima, y con suerte podría hacer que comiera algo nutritivo. Quizás luego podría ayudarla a ordenar un poco la casa. Claro que tampoco quería ofenderla ni nada por el estilo. Simplemente quería ayudarla con todo lo que estuviera a su alcance y por el momento eso era lo mínimo que podía hacer. [“Quien te viera cuidando a alguien…”] Se decía a si misma. Aún la confundía un poco como protegía a aquella muchacha, pero era algo que, a esta altura, ya no podía evitar.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Jue 15 Dic - 20:43

-Ne, cocinemos algo… ¿Quieres?- Se mordió el labio inferior, había olvidado que ya tenía una herida y lo soltó rápidamente, antes de re abrirla.
"No sé si tengo algo para cocinar" Admitió, encaminándose hacia la cocina. No recordaba cuando era la última vez que había cocinado y dudaba que hubiera algo comestible dentro de la alacena.
Su madre a veces le pasaba comida para que llevara a su departamento, pero Hitori pocas veces llegaba a éste con la comida, normalmente paraba y se la daba a algún vagabundo, sabiendo que ella no la ocuparía.
Se puso de puntitas para poder ver mejor -el departamento entero estaba hecho para gente más alta que ella, y en la cocina siempre estaba obligada a ponerse de puntitas para alcanzar los estantes más altos- y como era de esperar, lo que más abundaba eran potes de vidrio llenos de comida de bebés -esas pastas que les dan de diferentes sabores antes de que les salgan los dientes-

Después de apilar estos en el estante más bajo, estiró el brazo para llegar al estante más alto, tanteando. Encontró en el fondo una cebolla un poco seca, un paquete de tallarines y, después de buscar un poco más, encontró un sobre con salsa de tomate. Además de esto, habían algunas latas con frutas en conserva y sobres para hacer sopa instantánea. Las dejó todas encima de la mesada, limpiándoles el polvo que habían guardado.
"Como dije... No sé si podríamos cocinar algo con esto. Para ser honesta no cocino."
Contempló los contenidos con un poco de vergüenza. No es como que comer comida de bebé no la avergonzara, pero el hecho de prácticamente no tener comida normal hacía que sus mejillas ardieran. Tomó un paño mojado y limpió los tarros, preguntándose si estarían vencidos.
Fue en este momento cuando reparó en las flores. Seguían ahí. Hitori se congeló y por poco suelta el frasco de duraznos que estaba limpiando meticulosamente. Había logrado olvidar un poco el asunto, pero las flores... Había visto al pequeño producirlas y dudaba fuertemente que las hubiera tenido preparadas como un truco de magia. La única explicación que les daba era que se lo hubiera imaginado, y que el pequeño simplemente las haya comprado o algo por el estilo.
Rápidamente, las tomó y, sin pensarlo muy bien, abrió la ventana y las tiró. No queria tener nada que ver con ellas. No pidía saber exactamente que había pasado en la noche, pero por lo que recordaba Achlys había estado ahí cuando el chco le había dado las flores.
Retorció las manos en su polerón y miró a la chica, un tanto perdida. "Cómo me dio las flores?" Preguntó, insegura. Si le preguntaba si era cierto que las había producido por arte de magia, quizás la terminaría de convencer de que tenía algo zafado en la cabeza, pero esa pregunta era suficiente como para mantener su imagen lo más intacta posible -dentro de todo el espectáculo que le había hecho a Achlys.
Con las manos un poco temblorosas, volvió a tomar el paño y otro frasco de conservas con algo que parecían tomates.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Vie 16 Dic - 13:10

La morocha no estaba segura de si tenía algo para cocinar pero al menos no se había negado a la idea. Seguramente algo podrían preparar con lo poco que ella tuviera en la casa. En el peor de los casos deberían salir a comprar o quizás hasta podrían pedir un delivery de alguna rica comida.
-No importa, ya veremos como nos arreglamos…- Respondió bastante conforme con la sola idea de al menos intentar conseguir algo con lo que cocinar. Hitori salió de la habitación hacia la cocina y la peliblanca la siguió por detrás. Al llegar a la misma la joven comenzó a buscar, en puntitas de pie, en la alacena para ver si encontraba algo para cocinar. Por lo visto, lo que abundaban allí eran las comidas para bebes. Lo cual no era tan malo, significaba que al menos intentaba comer.
De la búsqueda solo pudieron encontrar: media cebolla, salsa de tomates, tallarines, sopas instantáneas y frutas en conserva. [“Bueno, supongo que se puede hacer algo con eso…”] Se dijo a si misma algo pensativa. [“Si tuviera queso rayado sería perfecto…”] Agregó a sus pensamientos imaginando el plato terminado.
-Bueno, tenemos lo suficiente para una buena comida, ¡E incluso tenemos postre!- Lo que tenía era más que suficiente. Podrían preparar sopa para hacer una especie de entrada, luego unos fideos con salsa y como postre las frutas en conserva. Claro que luego la obligaría a ir de compras, no podía vivir a papillas… Aunque al parecer hasta ahora lo venía haciendo. Pero estaba demasiado flacucha y eso no era bueno, podría hasta sufrir anemia, y ella como enfermera debía saberlo.
De repente la chica se quedó completamente paralizada mirando algo. Achlys volteó para ver que es lo que la joven miraba y no le llamó la atención aquella reacción al recordar las flores del extraño chico. Lo que si la sorprendió fue lo que la muchacha hizo tan solo unos segundos después. No se hubiera esperado ni en un millón de años que aquellas flores terminaran volando por la ventana, y no pudo evitar soltar una pequeña risita que se apagó rápidamente ante la pregunta de la chica.
Era difícil decidirse entre decirle la verdad o mentirle. Por un lado presentía que la chica no quería saber la verdad pero por otro lado no quería mentirle…
-Pretendió hacer un truco de magia…- Musitó con calma mientras observaba como ella volvía a limpiar las latas. No estaba segura de lo que estaba diciendo pero esperaba estar haciendo lo correcto.
-Pero me pareció habérselas visto escondidas tras su espalda…- Agregó aparentando estar tratando de recordar aquel momento.
-De cualquier forma… necesito una tabla y un cuchillo…- Pidió tratando de evitar aquel incomodo tema, que seguramente no le hacía ninguna gracia a su acompañante, mientras apoyaba una mano sobre la mesada.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Vie 16 Dic - 15:16

-Bueno, tenemos lo suficiente para una buena comida, ¡E incluso tenemos postre!- La idea de comer no le apetecía mucho, en especial ahora que había vuelto a dudar de su sanidad mental.
La respuesta de Achlys la calmó un poco, y se convenció más de que se había imaginado todo.

-De cualquier forma… necesito una tabla y un cuchillo…- Hitori terminó de limpiar las latas y lavó el trapo, que había quedado lleno de polvo mientras se preguntaba si siquiera tenía implementos como esos.
Nunca ocupaba más que servicios y algunas veces un plato o pocillo. Además de eso, las puertitas blancas en donde guardaba todo el resto permanecían cerradas e intactas.
Con un poco de interés, como quien explora los cajones de otra persona, abrió una puerta del mueble de cocina y se encontró con una sarta de ollas y sartenes que nunca había usado, ordenadas meticulosamente.
"Nunca he usado esto" Ponderó en voz alta, sacando una olla cualquiera de tamaño mediano con su respectiva tapa. "¿Servirá esta?" Le preguntó a Achlys. No tenía idea de cómo hacer tallarines, pero sí sabía que iban a necesitar una olla.
Siguió explorando el resto de los cajones, un poco maravillada a la cantidad de implementos que se veían interesantes y que no sabía como usar. Eventualmente, encontró una tabla de madera y un cajón lleno de cuchillos de diferentes tamaños.
"Ni idea de cual necesitas..." Explicó, apuntando al cajón. La verdad era que nunca le interesó mucho la cocina, pero eso era probablemente por el hecho de que no comía comida sólida.
Miró a Achlys, un poco avergonzada, y se encogió de hombros, todavía con la olla y tapa en la mano.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Vie 16 Dic - 16:00

Hitori no parecía tener idea de lo que era una cocina, por lo cual tampoco se veía muy segura a la hora de buscar los utensilios necesarios para cocinar.
Lo cierto es que parecía una extraña en su propia casa mientras buscaba las cosas que necesitaban. Achlys reía un poco por lo bajo por la poca información sobre cocinar que tenía la chica pero no la culpaba por ello, era normal que no tuviera idea siendo que no se cocinaba por nada en el mundo.
-Si, esa será perfecta para los tallarines. También usaremos esa sartén para freír la cebolla y calentar la salsa…- Musitó señalando una sartén que se encontraba en el mismo lugar de donde había sacado la olla.
-Ponle agua a esa olla, por la mitad mas o menos… y agrégale sal… ¿Tienes sal no?- Preguntó un poco dudosa, era poco probable que no tuviera condimentos pero siempre podía pasar. [“De ultima le pediremos a algún vecino…”] Pensó distraídamente mientras elegía uno de los cuchillos para cortar la cebolla.
Le sacó la cáscara y rápidamente comenzó a cortarla en pequeños cubitos, lo suficientemente chicos como para ser bastante fáciles de tragar. Sus ojos comenzaron a arderles un poco y a llorarles (incluso el que estaba bajo el parche). Una vez terminó de cortar toda la cebolla se dirigió al fregadero y abrió la canilla, se corrió un poco el parche si abrir el ojo y tras enjuagarse bien las manos se enjuago la cara, se mojó ambos ojos con abundante agua. Esa era la parte que mas le molestaba de cortar cebolla. Agarró uno de los repasadores que había a mano y se secó la cara con el mismo para luego volver a poner el parche en su lugar.
-Bueno, ahora prenderemos las hornallas y comenzaremos la cocción de esto…- Dijo sonriéndole a Hitori, intentando darle ánimos.
-Por cierto, también necesitaremos esta pava para calentar agua para la sopa…- Agregó de manera despistada mientras sacaba la sartén y una pava que había junto con el resto de las ollas.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Vie 16 Dic - 16:21

-Si, esa será perfecta para los tallarines. También usaremos esa sartén para freír la cebolla y calentar la salsa…- Había pensado que la salsa no se calentaba, y no se le haía ocurrido agregarle cebolla.
-Ponle agua a esa olla, por la mitad mas o menos… y agrégale sal… ¿Tienes sal no?- Puso la olla bajo la canilla de agua y siguió las instrucciones de Achlys. Creía que tenía un poco de sal, aunque no estaba segura de donde.
"Voy a buscar, debo tener..." Dejó la olla con agua sobre la mesa cuidadosamente para no botarla y se puso a buscar la sal por el resto de las puertitas mientras su compañera picaba la cebolla y se lavaba los ojos.

-Bueno, ahora prenderemos las hornallas y comenzaremos la cocción de esto…- Achlys le sonrió, y Hitori le sonrió de vuelta. -Por cierto, también necesitaremos esta pava para calentar agua para la sopa…- La mención de sopa la alivió un poco, era más fácil de tragar que los tallarines, aunque se sentía capaz de comer comida normal sin atragantarse.

Tomó una linterna y metió la cabeza dentro de un mueble que se veía más profundo, preguntándose quién no tenía sal en su casa. Refunfuñando un poco, avistó una bolsa blanca y se levantó de la emoción, golpeándose fuertemente en la cabeza.
"Auuu!" Se quejó, saliendo lentamente del mueble con el saco en la mano. Lo dejó sobre la mesa felizmente después de haber leido que efectivamente era sal, y se frotó la cabeza. "Sal" Confirmó triunfante mientras abría la bolsa de plástico con los dedos.
Le dedicó una mirada dudosa al horno. "Hace mucho que no lo uso..." Admitió, un poco preocupada de que explotara el departamento.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Vie 16 Dic - 17:14

Por lo visto le agradaba la idea de la sopa, lo cual era bastante bueno para su opinión. La cebolla ya estaba picada y había que saltearla. Claro que primero deberían poner el agua a calentar que generalmente era lo que más tiempo llevaba.
Se la quedó mirando durante algunos minutos, algo tildada, mientras la chica buscaba la sal. Una vez más tuvo que contener una risa al escuchar el golpe de Hitori, aunque se preocupo un poco.
-¿Estas bien?- Cuestionó entre risitas mientras la joven confirmaba que efectivamente había encontrado la sal.
-No te preocupes… ¿Tienes fósforos o encendedor?- Preguntó mientras miraba a su entorno a ver si veía algo con lo que encender las hornallas.
Antes de escuchar la respuesta de la chica vio uno de esos encendedores de pico largo que sirven para prender con facilidad el horno y las hornallas. Sonrió y lo tomó en sus manos probando que funcionara correctamente. [“Bingo”] Pensó al notar que la llama se prendía.
Se dirigió a la cocina y girando las perillas prendió las dos hornallas delanteras. En la primera colocó la olla con el agua con sal y el la segunda puso la sartén.
-Dime que tienes aceite…o al menos manteca- Pidió al acordarse de algo tan necesario. Sino no podría freír la cebolla y quería demasiado “liquida” la salsa. Era extraño estar cocinando para alguien más que no sea ella misma. También era complejo cocinar con tan pocas cosas. Pero de cualquier manera se estaba divirtiendo y eso era para Achlys lo más importante de todo. Mientras estuviera entretenida todo estaría más que bien.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Dom 18 Dic - 17:39

-Dime que tienes aceite…o al menos manteca- Acariciándose un poco la cabeza, se puso en busca de aceite.
"Estoy segura de que manteca no tengo" Dijo, pensativa mientras contemplaba la cocina. No recordaba la ultima vez que había concinado Probablemente hace dos meses, cuando vino mamá a asegurarse de que seguía viva y me cocinó un omelet Y había usado aceite, probablemente. La pregunta era dónde lo había dejado después de eso. Se apoyó un dedo en la barbilla mientras pensaba, un poco aliviada de que su departamento no hubiera explotado al prender las hornallas.
Dos meses? Ya habían pasado dos meses? Se sintió un poco culpable, no había visto ni llamado a su madre después de eso, habían peleado porque no había podido comer y el departamento había estado hecho un desastre. Su madre había tirado el omelet y guardado el resto de los huevos, jamón, queso, sal y aceite dentro de un cajón vacío y se había marchado.
No había abierto el cajón desde entonces.

Estaba acostumbrada a los malos olores, especialmente al de la descomposición por el hecho de haber visitado la morgue varias veces en sus clases de anatomía. No estaba muy segura de que Achlys lo estuviera. Le sonrió, sintiendo como se le iba la sangre a la cabeza de vergüenza, y bajó la vista. "Sí tengo aceite... Pero está... No entraba a la cocina hace mucho, menos a abrir todos los cajones... Simplemente se me olvidó" Trató de explicar, retorciéndose las manos y balanceándosede adelante hacia atrás como una nena. Miró el cajón en cuestión culposamente -no lo había abierto en su búsqueda de la sal- y volvió a mirar a Achlys, mordiéndose el labio superior. "Crees que podrías salir de la cocina un segundo mientras saco el aceite?" No quería explicarle muy bien el estado del cajón, estaba lo suficientemente avergonzada con el incidente de las flores y la ropa sucia y el desorden del departamente, no quería agregarle a la lista comida podrida.


"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Achlys el Miér 21 Dic - 20:03

No todo el mundo tenía o usaba manteca pero aceite solía ser más común incluso en donde casi no se cocinaba. Generalmente, cuando usurpaba casas desocupadas (por vacaciones) una de las cosas que siempre había, sin importar que, era aceite. Cruzó los dedos pidiendo que esta no fuera la excepción.
-No te preocupes… Si tienes aceite no la necesitaremos…- Musitó aún con los deditos cruzados, esperando que “los milagros” existieran. Era cierto que se las podrían arreglar de otra forma, y el en peor de los casos tendrían que pedirle a algún vecino, pero a decir verdad a Achlys no le gustaba tener que pedir algo, ella era de la idea de que cuando uno pide queda en deuda y eso realmente no era de su agrado.
La morocha le dedicó una tímida sonrisa mientras su rostro se volvía de un intenso color carmesí y agachaba la cabeza. No estaba muy segura de a que se debía pero al parecer se trataba de algo vergonzoso.
Era difícil entender que era lo que Hitori le quería decir con aquella explicación. Era entendible que no abriera cajones a menudo si no se cocinaba nunca. ¿Pero que tenía que ver eso con el aceite? No lograba comprender del todo los motivos, por lo que la miro con cierta curiosidad ladeando levemente la cabeza a un lado mientras su compañera se retorcía las manos nerviosamente para luego morderse el labio.
-Etto, si, no hay problema…- Dijo mientras corría la sartén del fuego a la hornalla de atrás para que no se quemara mientras la chica buscaba el aceite.
-Ten cuidado con la hornalla, la dejo prendida ¿Si?- Le pidió mientras se disponía a salir de la cocina aunque aún no comprendía realmente las razones por las cuales le pedía aquello. ¿Qué podría haber en un cajón? [“Siendo ella… puede tener cualquier cosa…”] Rió un poco para si misma al encontrarse pensando aquello mientras esperaba apoyada en la pared a que la chica la dejara pasar una vez más a la cocina. Era raro como comenzaba a sentirse en confianza con aquella peculiar joven que se había cruzado por casualidad en dos extrañas ocasiones. Por momentos le molestaba un poco notar como la protegía incluso cuando no tenía intenciones de ello. De todas maneras no era como si fuera a dejar de hacerlo o algo así.
avatar
Achlys

Fobia : Ligofobia {Miedo a la Oscuridad}

Oficio : Camarera en King Tut's Wah Wah Hut

Mensajes : 102
£ : 128

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Hitori Macleod el Miér 21 Dic - 20:41

-Etto, si, no hay problema…-
-Ten cuidado con la hornalla, la dejo prendida ¿Si?-
Se alejó inconscientemente de la hornalla prendida, muy consciente de que no debía acercarse. "Bueno" Murmuró mientras miraba a la chica salir. Se preparó mentalmente para abrir el cajón, esperando que no tuviera gusanos o algo parecido -era más difícil de limpiar-
Su primer instinto fue abrir el cajón de golpe y tirarlo por la ventana para que la cocina no quedara olorosa, pero se abstuvo por el hecho de que ya había tirado las flores, y además porque había fuego de por medio y no confiaba lo suficiente en su coordinación como para arriesgarse, estaba segura de que quemaría algo si lo hacía.
Se arremangó las mangas de su polerón y tomó una bolsa de plástico por la base, cubriendo su mano izquierda con esta, y en un movimiento rápido abrió el cajón con la mano derecha, trató de meter su mano izquierda al cajón, pegándose en el borde.
"Ite! Puuuuuff!" Exclamó en respuesta al olor a podredumbre encapsulado que flotó hasta su nariz. Con un poco más de lentitud, extrajo el jamón y queso podrido, envolviéndolos en la bolsa y metiendolos en otra bolsa más para encapsular el hedor. Con cuidado de no romper el cascarón de los huevos -que milagrosamente no se había, deshecho- los metió dentro de la misma bolsa. Terminada esta operación, sacó el aceite del cajón y volvió a meter la bolsa cuidadosamente dentro de éste. Lo cerró y volvió a respirar por la nariz, decidiendo abrir todas las ventanas para dispersar el olor, aunque dudaba que Achlys no se fuera a dar cuenta.

Venteó un poco la cocina con las manos -sintiéndose un tanto ridícula y con mucho cuidado de no avivar el fuego de la cocina- y decidió llamar de vuelta a la chica antes de que gastara todo el gas en el mundo. "Ya está, Achlys" Llamó mientras se lavaba las manos meticulosamente -como lo hacía antes de las operaciones, se demoraba unos tres minutos en total-. Esperaba que no se diera cuenta, pero el olor era demasiado fuerte y obvio como para no notarlo. Ojalá esté resfriada. Pensó, sintiéndose un poco culpable.
Ya casi no le dolía ni la nariz ni los pies, y agradeció internamente la existencia de las pastillas para el dolor, sintiéndose mucho mejor.



"La soledad es peligrosa: Cuando estamos solos mucho tiempo, poblamos nuestro espíritu de fantasmas."

"Fear is only in our minds but it's taking over all the time."
avatar
Hitori Macleod
Enfermera St Iris

Enfermera St Iris

Fobia : {Ligophobia} El miedo a la oscuridad// Sedatefobia {Miedo al silencio}

Oficio : Enfermera en St. Iris Hospital

Mensajes : 131
£ : 113

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera Invitada [Privado Achlys]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.